Georgeos Díaz-Montexano: ¿EL MAPA MÁS ANTIGUO DE LA HUMANIDAD?


El que podría ser el mapa náutico-cartográfico más antiguo del mundo sería una representación del occidente de Europa y África con una isla atlántica frente a Iberia, y fue pintado en una cueva del norte de España en tiempos del Paleolítico Superior.

¿EL MAPA MÁS ANTIGUO DE LA HUMANIDAD?   El que podría ser el mapa náutico-cartográfico más antiguo del mundo sería una representación del occidente de Europa y África con una isla atlántica frente a Iberia, y fue pintado en una cueva del norte de España en tiempos del Paleolítico Superior. Por Georgeos Díaz-Montexano Scientific Atlantology International Society (SAIS)

Por Georgeos Díaz-Montexano

Scientific Atlantology International Society (SAIS)

El mapa náutico-geográfico más antiguo de la humanidad es una representación de Iberia y parte del sur de Francia hasta las Islas Baleares y Marruecos, podría tener entre 19.000 y 10.000 años de antigüedad, y presenta también una gran isla justo delante del Estrecho de Gibraltar e Iberia que no podría ser otra que la misma Isla Atlantis descrita por Platón, según los apuntes que su tío-pentabuelo Solón había traído de Egipto.


[[LEER EL ARTÍCULO EN PDF: http://georgeosdiazmontexano.files.wordpress.com/2014/11/el-mapa-mas-antiguo-de-la-humanidad.pdf ]]

Artículos relacionados: 

http://georgeosdiazmontexano.wordpress.com/2014/10/29/la-escritura-nacio-en-occidente-marcelino-sanz-de-sautuola-y-la-cueva-de-altamira/

http://georgeosdiazmontexano.wordpress.com/2014/10/18/georgeos-diaz-montexano-se-remonta-al-paleolitico-el-culto-a-poseidon-2/

http://georgeosdiazmontexano.wordpress.com/2014/10/29/georgeos-diaz-montexano-el-caballo-unicornio-de-altamira/

http://georgeosdiazmontexano.wordpress.com/2014/10/29/georgeos-diaz-montexano-en-asturias-se-hallo-el-primer-hipocampo-o-caballo-marino-de-la-historia/

¡OFERTA ESPECIAL DE FIN DE AÑO!  Los dos libros sobre las más antiguas escrituras lineales de la humanidad por casi el precio de uno.  ESCRITURAS ATLÁNTICAS. Ensayo sobre las escrituras lineales postpaleolíticas: Veinte años (1994-2014) de investigaciones sobre las antiguas escrituras lineales atlánticas usadas durante el Neolítico, el Calcolítico y la Edad del Bronce (Georgeos Díaz-Montexano, 2014).  Versión B/N, 404 páginas (21,73 Euros en Amazon): http://www.amazon.es/dp/1499169647  ¿La Escritura Nació en el Occidente? Ensayo sobre la Escritura Lineal Paleolítica. Las primeras escrituras lineales fonográficas de la historia, halladas en cuevas y artefactos paleolíticos de España, Portugal y Francia (Georgeos Díaz-Montexano, 2014).  Versión B/N, 474 páginas (27,65 Euros en Amazon): http://mybook.to/La-Escritura-Nacio-en-Occidente  ¡Los dos por tan solo 35,90 Euros!  Interesad@s en reservar su ejemplar, pueden contactarme a través del formulario siguiente: http://www.facebook.com/messages/georgeos.diazmontexano

¡OFERTA ESPECIAL DE FIN DE AÑO!

Los dos libros sobre las más antiguas escrituras lineales de la humanidad por casi el precio de uno.

ESCRITURAS ATLÁNTICAS. Ensayo sobre las escrituras lineales postpaleolíticas: Veinte años (1994-2014) de investigaciones sobre las antiguas escrituras lineales atlánticas usadas durante el Neolítico, el Calcolítico y la Edad del Bronce (Georgeos Díaz-Montexano, 2014).

Versión B/N, 404 páginas (21,73 Euros en Amazon): http://www.amazon.es/dp/1499169647

¿La Escritura Nació en el Occidente? Ensayo sobre la Escritura Lineal Paleolítica. Las primeras escrituras lineales fonográficas de la historia, halladas en cuevas y artefactos paleolíticos de España, Portugal y Francia (Georgeos Díaz-Montexano, 2014).

Versión B/N, 474 páginas (27,65 Euros en Amazon): http://mybook.to/La-Escritura-Nacio-en-Occidente

¡Los dos por tan solo 35,90 Euros!

Interesad@s en reservar su ejemplar, pueden contactarme a través del formulario siguiente: http://www.facebook.com/messages/georgeos.diazmontexano

 

¿LA ESCRITURA NACIÓ EN OCCIDENTE? Marcelino Sanz de Sautuola y la Cueva de Altamira.


¿LA ESCRITURA NACIÓ EN OCCIDENTE? Marcelino Sanz de Sautuola y la Cueva de Altamira.

¿LA ESCRITURA NACIÓ EN OCCIDENTE? Marcelino Sanz de Sautuola y la Cueva de Altamira, por Georgeos Díaz-Montexano.

Ensayo sobre la Escritura Lineal Paleolítica. Las primeras escrituras lineales fonográficas de la historia, halladas en cuevas y artefactos paleolíticos de España, Portugal y Francia, por Georgeos Díaz-montexano.

La Cueva de Altamira, el mayor santuario mágico-religioso, astrológico, artístico y epigráfico de los tiempos paleolíticos que ha sido hallado hasta hoy, y otros grandes hallazgos…

Interesad@s en reservar su ejemplar, para ser de l@s primer@s en tenerlo, pueden contactarme a través del formulario de cualquiera de las páginas siguientes:

http://georgeosdiazmontexano.wordpress.com/enviar-un-mensaje/ http://www.facebook.com/messages/georgeos.diazmontexano

¡Ya está disponible en Amazon!

Versión en B/N: http://mybook.to/La-Escritura-Nacio-en-Occidente
Versión impresa a Todo Color: http://mybook.to/La-Escritura-Nacioen-Occidente

En dos versiones: a Todo Color y en B/N con un formato de 7,44″ x 9,69″, ampliamente ilustrado con numerosas fotos, dibujos, mapas y tablas comparativas, y una buena bibliografia de referencias y consultas.

[Selección de algunas páginas gratuitas. De la 1 a la 25 seguidas. Un capítulo de ejemplo, de la 239 a la 245 (La foto correspondiente al final del PDF, p. 404), por último, la bibliografía, 253 a la 262: http://georgeosdiazmontexano.files.wordpress.com/2014/10/la-escritura-nacio-en-occidente-25-10-2014-color-seleccion-gratuita.pdf ]

Álbum de fotos con muestras del libro y archivos pdf en: http://www.facebook.com/media/set/?set=a.340753939424731.1073741855.100004703832894&type=1&l=e641fac37b

Artículos relacionados: 

http://georgeosdiazmontexano.wordpress.com/2014/10/29/la-escritura-nacio-en-occidente-marcelino-sanz-de-sautuola-y-la-cueva-de-altamira/

http://georgeosdiazmontexano.wordpress.com/2014/10/18/georgeos-diaz-montexano-se-remonta-al-paleolitico-el-culto-a-poseidon-2/

http://georgeosdiazmontexano.wordpress.com/2014/10/29/georgeos-diaz-montexano-el-caballo-unicornio-de-altamira/

http://georgeosdiazmontexano.wordpress.com/2014/10/29/georgeos-diaz-montexano-en-asturias-se-hallo-el-primer-hipocampo-o-caballo-marino-de-la-historia/

¡OFERTA ESPECIAL DE FIN DE AÑO!  Los dos libros sobre las más antiguas escrituras lineales de la humanidad por casi el precio de uno.  ESCRITURAS ATLÁNTICAS. Ensayo sobre las escrituras lineales postpaleolíticas: Veinte años (1994-2014) de investigaciones sobre las antiguas escrituras lineales atlánticas usadas durante el Neolítico, el Calcolítico y la Edad del Bronce (Georgeos Díaz-Montexano, 2014).  Versión B/N, 404 páginas (21,73 Euros en Amazon): http://www.amazon.es/dp/1499169647  ¿La Escritura Nació en el Occidente? Ensayo sobre la Escritura Lineal Paleolítica. Las primeras escrituras lineales fonográficas de la historia, halladas en cuevas y artefactos paleolíticos de España, Portugal y Francia (Georgeos Díaz-Montexano, 2014).  Versión B/N, 474 páginas (27,65 Euros en Amazon): http://mybook.to/La-Escritura-Nacio-en-Occidente  ¡Los dos por tan solo 35,90 Euros!  Interesad@s en reservar su ejemplar, pueden contactarme a través del formulario siguiente: http://www.facebook.com/messages/georgeos.diazmontexano

¡OFERTA ESPECIAL DE FIN DE AÑO!

Los dos libros sobre las más antiguas escrituras lineales de la humanidad por casi el precio de uno.

ESCRITURAS ATLÁNTICAS. Ensayo sobre las escrituras lineales postpaleolíticas: Veinte años (1994-2014) de investigaciones sobre las antiguas escrituras lineales atlánticas usadas durante el Neolítico, el Calcolítico y la Edad del Bronce (Georgeos Díaz-Montexano, 2014).

Versión B/N, 404 páginas (21,73 Euros en Amazon): http://www.amazon.es/dp/1499169647

¿La Escritura Nació en el Occidente? Ensayo sobre la Escritura Lineal Paleolítica. Las primeras escrituras lineales fonográficas de la historia, halladas en cuevas y artefactos paleolíticos de España, Portugal y Francia (Georgeos Díaz-Montexano, 2014).

Versión B/N, 474 páginas (27,65 Euros en Amazon): http://mybook.to/La-Escritura-Nacio-en-Occidente

¡Los dos por tan solo 35,90 Euros!

Interesad@s en reservar su ejemplar, pueden contactarme a través del formulario siguiente: http://www.facebook.com/messages/georgeos.diazmontexano

Georgeos Díaz-Montexano: ¿Se remonta al Paleolitico el culto a Poseidón?


Por Georgeos Díaz-montexano

El Caballo y el Toro, eran los dos animales tributos principales del dios Poseidón, dios de los mares y todas las fuentes acuáticas. 

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=346477148852410&set=a.153617981471662.1073741826.100004703832894&type=1&theater

El Caballo y el Toro eran los dos animales tributos principales del dios Poseidón, dios de los mares y de todas las fuentes acuáticas. Un misterio que nadie aún ha resuelto es porqué ambos animales fueron consagrados al dios Poseidón como los principales en vez del Delfín y la Orca o la Ballena y el Atún, siendo Poseidón -principalmente- una divinidad de los mares. Los delfines, las orcas y otros cetáceos, y el atún mismo, por supuesto que aparecen asociados a Poseidón en ciertas representaciones, incluso en el relato de la Atlántida se menciona el delfín, aunque una sola vez y como parte de las estatuas de las ninfas acuáticas, las Nereidas, que solían ser representadas encima de estos bellos animales marinos. Pero nunca fueron estos animales acuáticos los principales en el culto a Poseidón. Solo el Caballo y el Toro fueron los más importantes, incluso casi los únicos en determinadas épocas y lugares.

Lo único que se sabe -más bien se asume- es que los orígenes de tal tradición mágico-religiosa y mitológica, donde el équido y el bovino se convirtieron en los dos animales principales del culto a Poseidón se remonta a épocas muy antiguas, muy anteriores a los mismos griegos. Algunos autores antiguos acreditan que el culto a Poseidón lo tomaron los griegos de la antigua Libia occidental, o sea, de las regiones próximas a la Maurusia, gran parte de lo que hoy es Marruecos. Justo enfrente, en Iberia, en el mismo Arte Rupestre del Paleolítico Superior, podríamos tener una evidencia de los orígenes del culto a un «Ser» o «Divinidad» que sería el antecedente más antiguo del dios Poseidón. Un hecho -estadísticamente confirmado- para el cual no hay explicación coherente alguna, al menos de momento, es que el Caballo y el Bisonte, fueron prácticamente los dos animales más representados, o que ocuparon las posiciones más relevantes dentro de las cuevas, entendidas estas como santuarios. No se sabe porqué fue así, pero lo cierto es que justo el Caballo y el Bisonte o el Toro en algunas, fueron dos de los animales más representados en las cuevas con arte parietal paleolítico, y con gran diferencia con respecto a otros, con excepción de los cérvidos.

En término generales, teniendo en cuenta todas las cuevas de la cornisa Astur-Cántabro-Aquitana, por orden, entre los tres más representados se hallan el Bisonte o Toro, el Caballo y el Mamut. Aunque el Bisonte o Toro y el Caballo, muchísimo más que el Mamut o el gran elefante meridional (Elephas antiquus). El resto de los animales representados con más frecuencia son los ciervos y las cabras, y después de estos las demás especies, incluso las acuáticas mismas.

Resulta cuando menos curioso que justo los tres animales más representados en el ranking de las representaciones globales animalistas del Arte Rupestre del Paleolítico Superior en Europa occidental, el Caballo, el Bisonte o Toro y el Mamut, se correspondan con los tres únicos animales que explícitamente se mencionan en el relato sobre la Atlántida del Critias de Platón, y que son, precisamente, el Caballo, el Toro (equivalente del Bisonte o el Toro paleolítico), y el Elefante (equivalente del Mamut), del cual se puntualiza en el mismo Critias, era una especie propia y la más grande de todas las especies de elefantes, por lo que es probable que se tratara del mismo Mamut o del Elephas antiquus, representados en las cavernas con Arte Rupestre paleolítico.

Como quiera que sea, diciéndose en el relato del Critias, que en la Isla Atlántica había todo tipo de especies de animales, tanto terrestres como acuáticas, solo se mencionan el Caballo, el Toro, y el Elefante, lo que justo coincide con los tres animales (Caballo, Bisonte/Toro y Mamut) más representados, y con gran diferencia, en todo el repertorio del Arte Rupestre Paleolítico occidental, esto a nivel general, pues en Iberia abundan más el Caballo y el Bisonte que el Mamut.

Todo ello demuestra, más allá de cualquier duda razonable, que estos dos animales, el Caballo y el Bisonte/Toro, eran los más importantes, y no porque fueran los que más se comían nuestros antepasados de aquellos tiempos, al contrario, eran otras especies las que más consumían, y, de hecho, algunas de las que más consumían (tal como se ha comprobado por excavaciones arqueológicas) rara vez las representaban, y lo mismo respecto a que estas fueran heridas simbólicamente cuando, por ejemplo, en las cuevas de Cantabria solo se conoce un caso claro entre más de cien. El catedrático y académico de Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y de la Real Academia de la Historia, Luis Díez del Corral, en el prólogo a la edición de 1984 del legendario libro, “La Cueva de Altamira en Santillana del Mar”, de Henri Breulí y Hugo Oberrnaier, cuestiona la interpretación de ritos mágicos para la caza con estas más que elocuentes palabras:

«Existen buenas razones para pensar que las figuras de animales paleolíticos constituyen más un bestiario que una colección de animales comestitles. Ciertas anomalías cuestionan la suposición de que las figuras animales sirvieran como blanco mágico para los cazadores: el número de animales heridos no superan el 4 por 100 de la totalidad de los representados. En las cuevas de la España Atlántica, de los 107 Bisontes que en ellas aparecen solo 1 está herido»

Por ello, la vieja teoría de que las representaciones gráficas animalistas eran de tipo propiciatorio, o sea, “magia simpática” o “magia propiciatoria o causativa”, para propiciar la abundancia de las especies que más consumían hace tiempo que se fue al traste, aunque algún despistado halla por ahí todavía, manejando viejas bibliografías y que no lo sepa aún, o no quiera darse por enterado de tales hechos estadísticos.

Solo queda aceptar que, al menos el Caballo y el Bisonte o Toro, los dos más representados, eran los más importantes con diferencia, pero no porque fueran los más cazados o consumidos, como ha quedado demostrado, sino porque significaban algo más, algo que no responde a la mera necesidad alimentaria, algo que seguramente tendría que ver con el mundo espiritual y mágico-religioso de los hombres del Paleolítico Superior occidental, y ese «algo», esa idea, o «creencia», sería trasmitida hasta quedar implantada como los animales más importantes en el culto a Poseidón, por ejemplo. Y si esto fue así, es decir, si pasaron al culto de Poseidón, el dios de los mares y de todas las fuentes acuáticas y también dios de los terremotos, maremotos y tsunamis, y no terminaron siendo los dos animales principales del culto de su hermano Zeus o del otro hermano, Hades, ni de ninguna de las otras divinidades (aunque también se usaron junto con otros animales como tributos secundarios o adicionales de otras divinidades), es porque, sencillamente, estos dos animales, el Caballo y el Toro, antes, en tiempos paleolíticos (Caballo y Bisonte/Toro), eran ya adorados en algún culto relacionado con alguna divinidad o espíritu de la naturaleza al que se le atribuía el control sobre las aguas, los terremotos, maremotos y tsunamis. Por tanto, una divinidad que sería el antecedente del mismo Poseidón de los griegos, nada menos que el dios principal de la muy cercana Isla Atlántida, según indican las fuentes primarias conservadas.

De lo anterior se podría inferir que en el Paleolítico Superior occidental, especialmente en Iberia y suroeste de Francia, la divinidad o entidad espiritual que era adorada como la más importante sería el antecedente del posterior dios de las aguas, los mares, terremotos, maremotos, y tsunamis. Probablemente un «Ser», «Espíritu», o entidad superior que -como divinidad- controlaba las fuerzas principales de la naturaleza, y no solo las citadas, seguramente también las lluvias y los truenos, pero que después terminaría siendo asimilado con el dios Poseidón, como mínimo ya en tiempos de los griegos micénicos, por ser esta divinidad la que mayor similitud presentaba. Para los griegos, Poseidón era una divinidad de origen remoto occidental, un dios de pueblos bárbaros y primitivos. Probablemente, el vago recuerdo que conservaban los griegos del origen del mismo dios, que bien podría ser una evolución posterior del «Ser Superior» adorado por los hombres del Paleolítico Superior occidental, especialmente en Iberia y Francia, como mínimo desde unos 15.000 años antes.

No debería pues extrañarnos la presencia de ese otro misterioso «Ser» pintado junto a posibles embarcaciones y con aspecto medio humano y medio animal, con cabeza en forma de «tridente» y junto a un posible jeroglífico o logograma de ‘agua’ o ‘mar’ y con unos signos lineales ELPA, que traducidos en lenguas de las más antiguas que se suponen hablarían en esos mismos tiempos, arrojan -precisamente- un nombre que coincide con el de otra antigua divinidad relacionada con el Tritón y el mismo Poseidón: el nombre del dios-pez o dios de los mares, Dagón.

Referencias bibliográficas en mi último libro (http://www.facebook.com/jorge.diazsanchezz/posts/340756089424516) sobre Escrituras Lineales Paleolíticas (continuación de Escrituras Atlánticas. Las escrituras lineales postpaleolíticas), ya próximo a su lanzamiento, veremos como toda esta hipótesis se argumenta mucho mejor, con ejemplos no solo como los ya citados, sino con muchas representaciones de barcos, expediciones marítimas representadas en escenas y hasta con un posible mapa de la misma isla Atlantis junto a Iberia, y escenas de barcos atracando en un muelle o playa, y también, con inscripciones en signos de Escritura Lineal Paleolítica (ELPA), y hasta una posible representación del mismo Ser superior, antecedente de Poseidón, representado el mismo con una cabeza en forma de tridente, como si estuviera nadando sobre las aguas, y con un nombre escrito a su lado, cuyo significado resulta más que revelador.

En el Concurso Literario de Amazon: Mi primera novela histórica de aventura sobre el Antiguo Egipto, la Atlántida, Tartessos, y el reino de las Amazonas.


He presentado mi primera novela histórica de aventura  en el Primero Concurso Literario de Amazon Kindle, 2014. La novela cuesta solo 0.89 céntimos, y para que Amazon pueda considerarla entre las finalistas tendrá en cuenta no solo la cantidad de ventas, sino (casi más importante) las valoraciones medias (de uno a cinco estrellas) que los lectores podrán hacer tras comprar el libro en la página del mismo en Amazon. Aunque el concurso finaliza oficialmente el 31 de Agosto, se empezará a seleccionar los libros unos quince días antes. Bueno, ya sabes como puedes ayudarme… Un Abrazo.

AMAZON & ATLETIA. Historia de las Islas de los Dioses: Por Unnofre de Beria, Escriba y Sacerdote de la Casa de la Vida de Iunu. (Saga Amazôn & Atletia. Las Islas de los Dioses. nº 1) de Georgeos Díaz-Montexano (222 páginas en libro impreso).

Novela histórica de aventura y fantasía, presentada al concurso mundial de autores Indies de Amazon, 2014.

NOTA: Solo las ventas y valoraciones realizadas desde Amazon España -http://www.amazon.es/dp/B00LUUI5RO (EUR 0,89)- serán tomadas en cuenta por el jurado de Amazon para los premios.

Amazon ESPAÑA:: http://www.amazon.es/dp/B00LUUI5RO (EUR 0,89)

Amazon EE.UU:: http://www.amazon.com/dp/B00LUUI5RO ($1.21)

Amazon MÉXICO: http://www.amazon.com.mx/dp/B00LUUI5RO($12.87)

Amazón BRASIL: http://www.amazon.com.br/dp/B00LUUI5RO (R$ 2,20)

NOTA: Para ayudarme a ganar el concurso literario de Amazon, solo son necesarios estos tres clicks:

1. Entrar en la página del libro en Amazon: http://www.amazon.es/dp/B00LUUI5RO y comprarlo (por solo € 0.89 céntimos).

2. Entrar en el lector gratuito de Kindle: https://leer.amazon.es Si ya lo compraste, verás el libro, y puedes leerlo.

3. Cuando ya lo creas necesario. Dejar una valoración de una a cinco estrellas y un breve comentario aquí: http://www.amazon.es/review/create-review/ref=cm_cr_dp_wrt_top?ie=UTF8&asin=B00LUUI5RO&channel=detail-glance&nodeID=818936031&store=digital-text

¡Bien fácil! Solo tres pasos, y con ello me ayudarías a luchar contra la injusticia de la discriminación sin razón ni justificación alguna que Amazon está haciendo con mi obra, y puede que hasta me ayudéis a ganar el concurso, o cuando menos, ponérselo bien difícil a Amazon.

Espero que me ayudéis a ganar el concurso. El jurado tomará en cuenta no solo la cantidad de ventas, también las valoraciones (de uno a cinco estrellas) en los comentarios debajo de la página del libro en cada país que se compre.

Gracias por adelantado… ¡Espero que disfrutes la novela!

Un Abrazo,
Georgeos Díaz-montexano

MÁS DATOS

Es la primera parte de una saga, de momento una trilogia. Este es el plan sinóptico de la obra:

Primera parte: KEMIT. Se desarrolla en el Antiguo Egipto de la Tercera Dinastía, en los tiempos del rey Dyoser. Hay numerosas alusiones a la Isla Beria (Iberia), el país de las Amazun en Lebu (Libia occidental, Marruecos y Maurtitania), el país de Athanas (Atenas), y la Isla Atletia (Atlantis), y gran parte de su historia y civilización.

Segunda parte: BERIA. El centro de toda la acción se desarrolla en la Isla de Beria (Iberia), y el gran reino de Tartu (casi toda Andalucía), y otros reinos de la misma Beria. También hay escenas importantes en otras regiones de Lebu y Kemit, y numerosas referencias y sucesos, descritos en retrospectiva, de la Isla Atletia (Atlantis), todo ello relacionado, pasado y presente.

Tercera parte: AMAZÔN. Se desarrolla fundamentalmente en las regiones de Lebu donde el reino de las Amazun, pero también en la Isla de Beria, Kemit, Athanas, y otros países de Europa, Asia y África, y las últimas islas que quedaron de la gran isla Atletia, cuando esta fue destruida y sumergida en el gran cataclismo.

DESCRIPCIÓN:

“En la noche no hay iluminación y no existe el día… Una desgracia ha sido causada en el cielo y en la tierra… Dioses y diosas se llevan las manos a sus cabezas, la tierra está destruida, la luna se retrasa, el sol no aparece, ya no existe… El abismo de las aguas, el Nun (Océano) se ha alterado, la tierra se ha volcado y el río ya no es navegable… Todo el mundo se lamenta y llora…”

[Libro de los Rituales de Shu para la Conservación de la Vida en la Tierra.]

Esta obra está basada, en su mayor parte, en numerosos documentos verdaderos escritos en papiros, paredes y techos de templos y tumbas egipcias; así como en numerosas inscripciones rupestres y petroglifos hallados en Iberia y otros antiguos lugares, y otras tantas fuentes primarias arqueológicas, epigráficas y cartográficas tales como mapas egipcios de casi 4000 años, otros más recientes de origen cartaginés, y uno grabado hace más de 3000 años en pleno territorio de Tartessos.
El autor ha intentado ser lo más fiel posible a las fuentes primarias, manteniendo a su vez un estilo narrativo indirecto y arcaico, lo menos moderno posible, donde son los mismos protagonistas quienes conducen la narración, siendo el nivel de imaginación del lector, en última instancia, la principal clave para el desciframiento intelectual de la obra y sus mensajes.

————————————————————————-

Edición primera, para el Concurso de Autores Indies de Amazon, 2014.

222 páginas.

Diseño de Portada: Símbolo de Atlantis y el Tridente de Poseidón, por Monik Perz, 2009 (www.monikperz.com.ar)

Copyright © 2014 Texto: Georgeos Díaz-Montexano (http://www.GeorgeosDiazMontexano.com/)

Copyright © 2014 Scientific Atlantology International Society (SAIS)

All rights reserved.

ISBN-10: 1500364673
ISBN-13: 978-1500364670

Georgeos Díaz-Montexano: Tradición egipcia de islas atlánticas en los mapas de Ptolemeo y Marino de Tiro


Tradición egipcia de islas atlánticas en los mapas de Ptolemeo y Marino de Tiro: La Islas Afortunadas, la Isla de las Amazonas, Eritia, Cerne y las islas de los Dioses, de Georgeos Díaz-Montexano.

¿Qué tienen en común la Atlántida, las Canarias, las Amazonas, los Egipcios, Marino de Tiro y Claudio Ptolemeo?

La respuesta se halla en este nuevo libro de la serie de Atlantología Histórico-Científica, del atlantólogo, escriptólogo y escritor hispano-cubano Georgeos Díaz-Montexano, donde realiza un profundo estudio cartográfico y filológico comparativo de los más significativos mapas egipcios de las paradisíacas regiones del Occidente con la Isla de los Dioses (Atlantis para Solón) y otras islas felices y afortunadas en el mismo Océano Atlántico y las islas atlánticas de las tradiciones clásicas y la cartografía de Ptolemeo y Marino de Tiro.

El autor demuestra cómo el célebre geógrafo de origen fenicio Marino de Tiro o bien el mismo Ptolemeo, conocería (directamente o por terceros) algunos de los más antiguos mapas egipcios que usaría como fuentes de información. Con este estudio de paleo-cartografía, el autor explica de un modo bastante satisfactorio el porqué de la errónea ubicación de algunas de las islas del Atlántico en los mapas de Ptolemeo basados en los de Marino de Tiro, y también el origen de los nombres que estas tienen, que el autor ha descubierto son meras traducciones al griego de los nombres que ya tenían en los más antiguos mapas egipcios, casi unos dos mil años antes de los tiempos de Marino de Tiro y Ptolemeo.

Una obra que seguramente causará polémica en los foros de especialistas en Historia de la Cartografía y Egiptología y en general entre los estudiosos de las fuentes primarias sobre las tradiciones atlánticas y platónicas, porque no son pocas las evidencias y pruebas indiciarias que el autor maneja en esta obra, y las inquietantes conclusiones a las que se llega, especialmente, porque se demuestra -con el máximo rigor histórico-científico posible- que los egipcios ya tenían cierto conocimiento -y no poco preciso- de los parajes occidentales que rodean el estrecho de Gibraltar como Iberia, Marruecos y Canarias, desde hace como mínimo unos cuatro mil años.

No solo el origen de la Historia de la Atlántida parte de estos conocimientos geográficos y cartográficos sobre el Atlántico y las regiones del occidente, sino incluso hasta el origen mismo del célebre nombre de ‘Makárôn Nêsoi’, según los griegos, y ‘Fortunatae Insulae’, según los romanos, o sea, “Islas Afortunadas o Bendecidas”, que se dieron a las Canarias, y hasta la Isla donde vivían las Amazonas, que el autor halló en estos mismos antiquísimos mapas egipcios de casi cuarenta siglos de antigüedad.

MUESTRAS DE PÁGINAS GRATUITAS AQUÍ >>>

Investigaciones de ADN confirman hipótesis de un atlantólogo sobre los Atlantes y los Minoicos.


Pruebas genéticas demuestran que los Minoicos provenían de Occidente, no de Oriente ni del norte de África como se creía, y vivieron en países del occidente con costas al Atlántico como España, Portugal, y también Francia y Cerdeña. 

Ariel Díaz, Scientific Atlantology International Society (SAIS), 2013.

Foto: Oboulko, 2006. Panasonic DMC-FX3. Fuente: http://www.flickr.com/photos/7461292@N05/2278495800/in/photolist-4tkTqm

Foto: Oboulko, 2006. Panasonic DMC-FX3. Fuente: http://www.flickr.com/photos/7461292@N05/2278495800/in/photolist-4tkTqm

Los que han leído los libros del atlantólogo hispanocubano Georgeos Díaz-Montexano o han seguido sus entrevistas y artículos, al menos en los últimos diez años, habrán comprobado cómo el citado atlantólogo ha venido defendiendo que los Minoicos podrían ser una extensión de la misma confederación de los pueblos Atlantes o Atlánticos, y que Creta, muy probablemente -es la hipótesis que defiende- sería la colonia más importante del Mediterráneo de los mismos Atlantes, los cuales estaban conformados por una confederación de pueblos Íbero-Mauretanos y Hyksso-Minoicos.

No pocas personas le han atacado por esta teoría y hasta se han burlado de Díaz-Montexano, porque -obviamente- la tesis dominante era que los Minoicos provendrían del Asia Menor o de Anatolia. Pues bien, resulta que un reciente estudio genético realizado por un equipo multidisciplinario internacional, demuestra científicamente, que aunque los Minoicos comparten algún porcentaje con algunas poblaciones de la actual Turquía, o sea, Anatolia, este porcentaje es pequeño, y casi inexistente en poblaciones del resto del Asia Menor, mientras que los mayores porcentajes -con gran diferencia- de correspondencia o afinidad en poblaciones históricas se hallaron, precisamente, con poblaciones del Occidente y el Noroeste de Europa, especialmente con las regiones de Iberia occidental, Francia y las Islas Británicas (Reino Unido e Irlanda), es decir, justo en las zonas donde más se han reportado símbolos -en petroglifos- del típico laberinto que aparece en las monedas cretenses, motivos de armas similares a las usadas por los Minoicos, y hasta barcos similares a los Minoicos, como el que identificó -en parte- y publicó hace ya casi diez años en la revista “Arqueología y Enigmas de la Historia”, el mismo Díaz-Montexano cuando el destacado petroglifólogo, D. Pablo Novoa Álvarez, uno de sus descubridores, le condujo al lugar donde se halla este grabado en una superficie rocosa de más de dos metros, en Santa María de Oia, Galicia.

Distribución del ADN mitocondrial de los Minoicos. A mayor intensidad del color azul, mayor afinidad o correspondencia. Como puede observarse, el origen de los Minoicos se hallaría en las costas Atlánticas de Europa o entre Iberia y Francia.

Distribución del ADN mitocondrial de los Minoicos. A mayor intensidad del color azul, mayor afinidad o correspondencia. Como puede observarse, el origen de los Minoicos se hallaría en las costas Atlánticas de Europa o entre Iberia y Francia.

Resulta sorprendentemente revelador ver el mapa de la distribución genética publicado por los científicos que han realizado el estudio genético del ADN mitocondrial de los Minoicos, y ver cómo se hallaron muestras antiguas del mismo ADN en varios puntos de Iberia y Marruecos y cómo el color azul mas intenso, que indica la mayor correspondencia o afinidad con las muestras de ADN de los minoicos que vivieron en Creta, se halla distribuido en las costas Atlánticas de Iberia, Marruecos y las Islas al norte del Atlántico. Esta es precisamente el área de expansión principal de la Civilización Atlántica que, al menos desde el Calcolítico (Tiempos Megalíticos) hasta la Edad del Bronce, donde es conocida justamente como cultura de Bronce Atlántico, fue la autora también de los más antiguas inscripciones de un sistema de Escritura Lineal Atlántica (ELA), como viene demostrando desde 1994 el citado atlantólogo, y la misma civilización autora de millares de representaciones petroglíficas del mismo símbolo de la capital o metrópolis de Atlantis, o sea, varios anillos o círculos concéntricos atravesados por un canal o varios y de los mismos laberintos tipo Knossos o tipo minoico-cretense.

Ahora, gracias a estos estudios genéticos, ya sabemos que hace unos 5000 o 4000 años, o sea, entre el 3000 y el 2000 A.C., Creta fue colonizada, en su mayor parte, por gente que provendría del occidente de Europa, muy probablemente desde Iberia y Francia. También se pudo demostrar que esta misma población fue la que colonizó las mayoría de las otras islas como Córcega, Cerdeña y Sicilia, lo que encaja con lo que viene sosteniendo Díaz-Montexano, a través de las antiguas fuentes escritas, acerca de cómo fueron los antiguos habitantes de Iberia -esto dicen las fuentes- quienes colonizaron a estas islas y también la Tirrenia o península itálica y parte del Asia Menor o Anatolia, hasta llegar a la otra Iberia, la oriental (Georgia) y el Cáucaso. Expansión esta que se corresponde casi exactamente con la que describe Platón, en los diálogos Timeo y Critias, que llevaron a cabo los mismos pueblos del Atlántico.

Si todo esto que ahora vemos corroborado por los análisis del ADN mitocondrial de los Minoicos no es una demostración científica de una parte importante de mi teoría sobre la Atlántida, qué alguien me explique qué otra cosa puede ser entonces… Sólo espero que no se me diga que una mera coincidencia” -Comenta Georgeos Díaz-Montexano.

Según el polémico atlantólogo, la teoría que ha estado defendiendo de que los Minoicos en realidad provendrían de un país con costas en el Atlántico -que bien podría ser Atlantis o Iberia misma- ya es un hecho. Ya es, por tanto, una tesis confirmada por la ciencia genética ¿A quién le seguirá extrañando o sorprendiendo a partir de ahora que hayan semejanzas entre el culto al toro practicado por los Minoicos -aunque en plan más lúdico- y la tauromanía de Iberia y Francia, donde hasta se ha conservado justo el mismo estilo de acrobacia o saltos sobre toros como en Creta? Ahora, según estos estudios genéticos, podemos asumir -con base científica- que tales ritos ya se practicarían muy probablemente en el occidente de Europa, como mínimo en Iberia y Francia, y desde el Calcolítico y durante la Edad del Bronce, aunque los autores del estudio genético remontan sus estimaciones hasta el Neolítico. Dicen los autores del estudio genético:

“In fact, the highest percentage of Minoan haplotype sharing (33.33%) is observed with Neolithic populations from Southern Europe (including samples from Neolithic sites of Treilles and Iberia).” (A European population in Minoan Bronze Age Crete, Jeffery R. Hughey, Peristera Paschou, Petros Drineas, Donald Mastropaolo, Dimitra M. Lotakis, Patrick A. Navas, Manolis Michalodimitrakis, John A. Stamatoyannopoulos, George Stamatoyannopoulos, may, 2013).

“Cada vez nos vamos acercando más a la verdad histórica y la solución definitiva del Enigma de Atlantis”- Comenta Díaz-Montexano.

Nota: El estudio fue realizado por Jeffery R. Hughey de Hartnell College; Peristera Paschou de la Universidad Demócrito de Tracia; Drineas del Rensselaer; Manolis Michalodimitrakis de la Universidad de Creta, y Donald Mastropaolo, Dimitra M. Lotakis, Patrick A. Navas, y Stamatoyannopoulos de la Universidad de Washington.

Fuentes:

A European population in Minoan Bronze Age Crete, Jeffery R. Hughey, Peristera Paschou, Petros Drineas, Donald Mastropaolo, Dimitra M. Lotakis, Patrick A. Navas, Manolis Michalodimitrakis, John A. Stamatoyannopoulos, George Stamatoyannopoulos, may, 2013

http://www.aktuality.sk/clanok/230188/minojci-na-krete-boli-europskeho-povodu/

"ATLANTIS . TARTESSOS. Aegyptius Codex . Clavis . Epítome de la Atlántida Histórico-Científica . La Atlántida de España. Una confederación talasocrática Íbero-Líbico-Mauretana y Hycso-Minoica. Un estudio de la Atlántida -a modo de exordio- desde las fuentes documentales primarias y secundarias. Tomo I": http://www.AtlantidaHistorica.com

“ATLANTIS . TARTESSOS. Aegyptius Codex . Clavis . Epítome de la Atlántida Histórico-Científica . La Atlántida de España. Una confederación talasocrática Íbero-Líbico-Mauretana y Hycso-Minoica. Un estudio de la Atlántida -a modo de exordio- desde las fuentes documentales primarias y secundarias. Tomo I”: http://www.AtlantidaHistorica.com

El revolucionario descubrimiento de Escritura Lineal en Iberia que cambiará la Historia, según una doctora de la UNED


Nota aclaratoria preliminar: Para los que aún no tienen claro la antigüedad de mis investigaciones sobre la Escritura Lineal Paleolítica y la Atlántida os dejo abajo la entrevista que me hizo D. Miguel Blanco, hace ya más de veinte años.

Advierto que muchas de las hipótesis que entonces planteaba, ya han cambiado sustancialmente, ante el hallazgo de nuevas evidencias, la mayoría de ellas descubiertas por mi mismo a lo largo de estos últimos veinte años. Pero al menos sirve como testimonio de la antigüedad de mis investigaciones sobre las escrituras lineales paleolíticas y de como ya las intentaba traducir de acuerdo a valores fonéticos, asumiendo que son autenticas inscripciones lingüísticas.

De hecho, he sido el primer autor en la historia que ha intentado algo semejante, pues no fue hasta después de 2004 que otro investigador (Jorge Mª. Ribero-Meneses) intentó descifrar una posible palabra escrita en una plaqueta triangular de arenisca hallada en Cantabria, considerando el citado autor a la misma, también como una posible muestra de escritura fonográfica sujeta a una lengua, o sea, lo mismo que ya venía haciendo yo desde principios de la década de los noventa del pasado siglo.

Aclaro todo esto, porque, inexplicablemente, dos autores que saben muy bien todos estos hechos, siguen presumiendo que han sido ellos (cada uno por separado lo afirma) los descubridores de la existencia de escrituras lineales en Iberia o en el occidente de Europa, desde el paleolítico, o de tiempos anteriores a la llegada de los fenicios, como también hace la Dra. Ana María Vázquez Hoys, igualmente conocedora de mis anteriores investigaciones (hasta por correos que hemos intercambiado hace años y tertulias compartidas en público), aunque después decidió silenciar mi nombre y así apropiarse de tales méritos.

Espero que quede aclarado, no solo con las publicaciones que desde 1994 he venido realizando (que se documentan hasta con páginas escaneadas en mi último libro), sino también con esta legendaria entrevista que me realizó D Miguel Blanco, hace ya más de veinte años: http://www.ivoox.com/escritura-atlante-1992-1993-audios-mp3_rf_105791_1.html

El revolucionario descubrimiento de Escritura Lineal en Iberia que cambiará la Historia, según una doctora de la UNED

Georgeos Díaz-Montexano


Atención a lo que se dice en este video (http://youtu.be/QgDm4zWxR0M?t=13m48s) del revolucionario descubrimiento de Escritura Lineal en Iberia, antes de los fenicios, que cambiará la Historia…

Ni el presentador, Manuel Pimentel Siles (quien fuera diputado en el Parlamento andaluz y secretario general del Partido Popular en Andalucía), ni la misma Dra Vázquez Hoys, dicen ni media palabra sobre que tal descubrimiento de Escritura Lineal en Iberia, antes de los fenicios, o sea, de miles de años antes, ya había sido realizado y se venía publicando en varios medios (desde 1994) por otro investigador: este mismo escriptólogo hispanocubano que ahora escribe esta nota. 

Análisis comparativo de los signos grabados en un hueso datado en más de 6000 años, hallado en la Coruña (copyrigth: Georgeos Díaz-Montexano)

Análisis comparativo de los signos grabados en un hueso datado en más de 6000 años, hallado en la Coruña (copyrigth: Georgeos Díaz-Montexano).

La Dra. Vázquez Hoys conocía mi labor perfectamente, ya que de hecho nos carteamos unas cuantas veces y hasta hice para ella un informe o estudio paleográfico y epigráfico de tales inscripciones. Pero, a pesar de todo, decidió condenarme al mas cruel ostracismo. Me borró de este “revolucionario” (como tanto le gusta decir) capítulo de la Historia de la Epigrafía de Iberia. Y como podréis comprobar, ella se apropia de los méritos, y, encima, lo cataloga como un descubrimiento revolucionario que obligará a cambiar la Historia.

Por otra parte, me gustaría puntualizar y señalar algunos errores, falacias y hasta meras invenciones de esta entrevista…

Minuto 14:52 No dice la verdad cuando afirma (refiriéndose a esa Escritura Lineal de la Zarcita, Huelva) que es “la primera vez que se escribe en Iberia”. Primero, porque ni ella ni nadie puede saber (ni sabrá jamás) cuándo fue que alguien escribió por primera vez en Iberia. Para poder afirmar algo así, habría antes que haber excavado hasta el último palmo de Iberia, incluso debajo de cada casa que exista, haber explorado y excavado todas las cuevas, hasta el último centímetro, y haber explorado y excavado hasta el último rincón bajo el mar de las aguas territoriales de la península, y sólo después de haber hecho algo semejante, es entonces que se podría decir que la inscripción más antigua (después de haber buscado hasta el último rincón de Iberia) es tal, y de ahí, entonces, es que se podría afirmar que esa fue la primera vez que se escribió en Iberia. La segunda razón por la que no dice la verdad, es porque ella bien conoce desde hace años de las no pocas inscripciones de Escritura Lineal anterior a los fenicios que yo mismo descubrí y clasifiqué como tales, con dataciones que son de 4000 mil y hasta de 6000 años anteriores a las fenicias y tartessias.

La Dra Vázquez Hoys, bien sabe, que parte de mis investigaciones sobre Escritura Lineal en Iberia fueron reconocidas como válidas o dignas de consideración seria y rigurosa en junio del 2005 por dos prestigiosas instituciones noruegas: La Biblioteca Nacional (donde se exhibe desde entonces una inscripción Paleolítica o Neolítica con mi identificación y desciframiento en la explicación de la misma:http://www.schoyencollection.com/firstalpha2.html#4.1.5), y el Instituto de Paleografía y Filología Histórica, adscrito a la Academia de Ciencias y Letras y a la Universidad de Oslo. (INSTITUCIONES CIENTÍFICAS DE NORUEGA RECONOCEN TESIS DE INVESTIGADOR HISPANO SOBRE LA ATLÁNTIDA Y TARTESSOS. https://www.tartessos.info/html/reconocimiento.htm) ; reconocimiento que fue originado a raíz de la identificación y desciframiento que había realizado apenas unos meses antes de una antigua inscripción en caracteres lineales idénticos a los usados en las escritas ibero-tartessias, pero grabados en un hueso datado en más de 6000 años de antigüedad. Tal inscripción “pre-histórica” (más bien proto-histórica), desde principios del pasado siglo -cuando se produjo el hallazgo en la Coruña- había permanecido sin identificar. [Más información: LA ATLÁNTIDA DE PLATÓN Y TARTESSOS EN UNA INSCRIPCIÓN DE 6000 AÑOS HALLADA EN IBERIA.https://www.tartessos.info/html2/inscripcion6000.htm Artículo originalmente publicado en febrero del 2005:http://www.schoyencollection.com/firstalpha2.html#4.1.5].

Pero bueno, a pesar de saber todo lo anterior. No dice la verdad, o tiene muy mala memoria. De ser así, podría alegar este argumento en su defensa.

Minuto 15:19 Afirma, categóricamente:

“es algo totalmente revolucionario que cambia toda la historia de la escritura de Europa, de Occidente y de España…”

En cuanto al filólogo que habla después, José Ángel Zamora. No hay mucho que decir, su opinión es lógica, claro, porque no conoce otras evidencias. No conoce todas las muestras que durante años he venido publicando en varios medios, lo mejor que he podido. Si el supiera que no es una evidencia aislada (lo cual no quita mérito), entonces ese argumento no podría usarlo. También el disco de Festo es una pieza única, asilada, y en todas las enciclopedias y libros de textos académicos se da por sentado que reproduce una sistema de escritura. Lo cual me hace dudar bastante de sus conocimientos como supuesto experto en estos temas. Quizá por eso sea que no le conocía antes. Y lo que dice al final de los criterios que se siguen para poder determinarse si se está ante una posible escritura, justo todo eso, lo cumple los signos del alisador y el de la cuna o “navecita” de la Zarcita, tal como demostré en el informe que hice para la misma Dra. Vázquez Hoys y que pueden leer online aquí: http://www.mediafire.com/view/84rvi4muw45k0u1/INSCRIPCIONES-FENICIAS-THOLO-LA-ZARCITA-HUELVA.pdf Así que, al final, la intervención del Sr. Zamora, no aportó nada, ni siquiera en contra.

Minuto 17:18 La Dra Vázquez Hoys de nuevo afirma, categóricamente:

“Esto es una revolución total y absoluta, que en Huelva, en el 3000 A.C., alguien supiera escribir…”

Minuto 18:54 Comete varios graves errores seguidos. Primero, decir que el alfabeto fenicio remonta al 1400 A.C y que tenía 28 letras. Pues bien, el alfabeto, o mejor dicho, el alefbeto fenicio más antiguo datado es de alrededor del 1200 A.C. y nunca tuvo 28 letras. Desde el primer momento sólo fueron 22 caracteres o signos. Sorprende que una doctora que ha escrito varios libros de textos sobre Historia Antigua y se atrevió a escribir un libro entero sobre estas escrituras lineales de Huelva, no sepa algo tan elemental. También se equivoca con el alefbeto ugarítico, que era de 30 signos, para reproducir 31 sonidos diferentes, no de 28 signos como dice Vázquez Hoys (¿Se habrá confundido con el alfabeto latino usado para e castellano?), y se equivoca mucho más todavía, en la cantidad de signos del cuneiforme que dice usaban en Ugarit, que no era de 28000 signos, sino de solamente 30 signos. El idioma ugarítico siempre se escribió con el alefbeto de 30 signos, nunca con un sistema cuneiforme de 28000 signos como se saca no sé de dónde la Dra. Vázquez Hoys. Creo que ha confundido las 28000 voces o palabras que contiene la edición del Chicago Assyrian Dictionary, y como el asirio se escribía con el sistema cuneiforme, de ahí la confusión de la Dra Vázquez Hoys. Aunque el sistema cuneiforme usado por los asirios para reproducir la lengua acadia, tenía solamente unos 600 signos. De hecho, ningún sistema cuneiforme conocido tuvo más de 2000 signos, y éste fue el usado en Uruk.

Minuto 21:10 Afirma, refiriéndose a la misma Escritura Lineal, anterior a los fenicios:

“Es la pieza que hace chirriar el puzzle de la Historia [...] hay que saltar el puzzle y volver a empezar, porque todo lo que sabemos, está mal…”

En fin, que nunca imaginé que mis descubrimientos de Escritura Lineal en Iberia, antes de la llegada de los fenicios, fuera a dar para tanto, ni mucho menos que fuera a ser considerado como algo tan revolucionario que obligaría a re-escribir los libros de Historia. Aunque, si ello fuera cierto, pues ya sabemos quién pasará a la Historia como la persona que realmente hizo tales revolucionarios descubrimientos que obligaron a desmontar y volver a montar de nuevo el puzzle de la Historia de la Escritura, pues la Dra. Ana María Vázquez Hoys, no este escriptólogo, que a fin de cuentas sólo es un mero hijo de españoles de una de sus viejas colonias, Cuba, un país del tercer mundo… Porque digo yo que alguna razón habrá para que doctores universitarios, tanto españoles (Ana María Vázquez Hoys y otros) como franceses (Colina-Girard), alemanes (Rainer Kühne) y judioamericanos (Richard Freund), se hayan aprovechado de mis esfuerzos y logros intelectuales, y me hayan vampirizado con tanta impunidad y tranquilidad, como si algo hubiera en mi condición, o procedencia, que les diera todo derecho a hacerlo sin el más mínimo remordimiento.  

Artículo relacionado:

http://georgeosdiazmontexano.wordpress.com/2013/07/19/la-dra-ana-maria-vazquez-hoys-y-las-escrituras-lineales-prehistoricas-y-prefenicias-de-iberia/

Enlace al video: http://youtu.be/4esU1a0tAZU?t=13m48s

Otros artículos relacionados: 

http://georgeosdiazmontexano.wordpress.com/2014/11/05/georgeos-diaz-montexano-la-escritura-lineal-paleolitica-elpa-arte-y-escritura-en-el-paleolitico/

http://georgeosdiazmontexano.wordpress.com/2014/10/29/la-escritura-nacio-en-occidente-marcelino-sanz-de-sautuola-y-la-cueva-de-altamira/

http://georgeosdiazmontexano.wordpress.com/2014/11/10/georgeos-diaz-montexano-el-espiritu-de-la-vida-y-el-conocimiento-de-altamira/

http://georgeosdiazmontexano.wordpress.com/2014/10/18/georgeos-diaz-montexano-se-remonta-al-paleolitico-el-culto-a-poseidon-2/

http://georgeosdiazmontexano.wordpress.com/2014/10/29/georgeos-diaz-montexano-el-caballo-unicornio-de-altamira/

http://georgeosdiazmontexano.wordpress.com/2014/10/29/georgeos-diaz-montexano-en-asturias-se-hallo-el-primer-hipocampo-o-caballo-marino-de-la-historia/

¡OFERTA ESPECIAL DE FIN DE AÑO!  Los dos libros sobre las más antiguas escrituras lineales de la humanidad por casi el precio de uno.  ESCRITURAS ATLÁNTICAS. Ensayo sobre las escrituras lineales postpaleolíticas: Veinte años (1994-2014) de investigaciones sobre las antiguas escrituras lineales atlánticas usadas durante el Neolítico, el Calcolítico y la Edad del Bronce (Georgeos Díaz-Montexano, 2014).  Versión B/N, 404 páginas (21,73 Euros en Amazon): http://www.amazon.es/dp/1499169647  ¿La Escritura Nació en el Occidente? Ensayo sobre la Escritura Lineal Paleolítica. Las primeras escrituras lineales fonográficas de la historia, halladas en cuevas y artefactos paleolíticos de España, Portugal y Francia (Georgeos Díaz-Montexano, 2014).  Versión B/N, 474 páginas (27,65 Euros en Amazon): http://mybook.to/La-Escritura-Nacio-en-Occidente  ¡Los dos por tan solo 35,90 Euros!  Interesad@s en reservar su ejemplar, pueden contactarme a través del formulario siguiente: http://www.facebook.com/messages/georgeos.diazmontexano

¡OFERTA ESPECIAL DE FIN DE AÑO!

Los dos libros sobre las más antiguas escrituras lineales de la humanidad por casi el precio de uno.

ESCRITURAS ATLÁNTICAS. Ensayo sobre las escrituras lineales postpaleolíticas: Veinte años (1994-2014) de investigaciones sobre las antiguas escrituras lineales atlánticas usadas durante el Neolítico, el Calcolítico y la Edad del Bronce (Georgeos Díaz-Montexano, 2014).

Versión B/N, 404 páginas (21,73 Euros en Amazon): http://www.amazon.es/dp/1499169647

¿La Escritura Nació en el Occidente? Ensayo sobre la Escritura Lineal Paleolítica. Las primeras escrituras lineales fonográficas de la historia, halladas en cuevas y artefactos paleolíticos de España, Portugal y Francia (Georgeos Díaz-Montexano, 2014).

Versión B/N, 474 páginas (27,65 Euros en Amazon): http://mybook.to/La-Escritura-Nacio-en-Occidente

¡Los dos por tan solo 35,90 Euros!

Interesad@s en reservar su ejemplar, pueden contactarme a través del formulario siguiente: http://www.facebook.com/messages/georgeos.diazmontexano

Un investigador dedica su vida a estudiar el mito de la Atlántida | Huelva Noticias


Pulsa sobre la imagen para verla a tamaño real y poder leerlo correctamente. Sí después se te muestra en una nueva ventana ajustada a la altura de la misma, y por tanto, muy pequeña, sólo tienes que volver a pulsar sobre la misma.

Un investigador dedica su vida a estudiar el mito de la Atlántida | Huelva Buenas Noticias – Periódico digital de Huelva y provincia centrado en informaciones positivas.

Bienvenido a mi Official Blog sobre la Atlántida Histórico-Científica


Nuestro más reciente Trailer-Book. Esperamos que os guste…

Hola Amig@:

Le doy la bienvenida a mi blog oficial, adjunto a mi Official WebSite: http://www.GeorgeosDiazMontexano.com

Si de veras siente interés (o siquiera mera curiosidad) por mis investigaciones, pues solo tiene que introducir un email en esta página, justo a la derecha de este párrafo, en el campo que está debajo de donde dice:

“Suscripción por correo electrónico. Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este Blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.” 

Así os llegará siempre -al email introducido- todo lo que se publique en este Blog personal y podrá estar actualizada/do de lo que yo pueda hacer en el futuro como, por ejemplo, el Segundo Tomo del epítome sobre la Atlántida, Tartessos y Egipto de la serie de Atlantología Histórico-Científica en VI Volúmenes, recién publicado y que debe salir ya para Octubre), y demás futuras publicaciones.

Recuerde: si desea dejarme un mensaje privado use este formulario, si no le importa que sea público, pues simplemente use la opción “Dejar un comentario” que aparece debajo del mismo o bien déjenos un comentario debajo de cualquiera de los artículos, mensajes o notas publicadas en este blog.

Saludos cordiales,
Georgeos Díaz-Montexano


Selecciona tu ¡MEJOR PRECIO!
desde 14,50 Euros
¡Envío incluido!

PayPal. La forma rápida y segura de pagar en Internet.

LIBROS DE LA ATLÁNTIDA, TARTESSOS Y EGIPTO


Georgeos Díaz-Montexano: ¿EL MAPA MÁS ANTIGUO DE LA HUMANIDAD?


Georgeos Díaz-Montexano:

Georgeos Díaz-Montexano: ¿EL MAPA MÁS ANTIGUO DE LA HUMANIDAD?
EL QUE PODRÍA SER EL MAPA NÁUTICO-CARTOGRÁFICO MÁS ANTIGUO DEL MUNDO SERÍA UNA REPRESENTACIÓN DEL OCCIDENTE DE EUROPA Y ÁFRICA CON UNA ISLA ATLÁNTICA FRENTE A IBERIA, Y FUE PINTADO EN UNA CUEVA DEL NORTE DE ESPAÑA EN TIEMPOS DEL PALEOLÍTICO SUPERIOR.

Originalmente publicado en Georgeos Díaz-Montexano - Atlántida Histórica:

El que podría ser el mapa náutico-cartográfico más antiguo del mundo sería una representación del occidente de Europa y África con una isla atlántica frente a Iberia, y fue pintado en una cueva del norte de España en tiempos del Paleolítico Superior.

¿EL MAPA MÁS ANTIGUO DE LA HUMANIDAD?   El que podría ser el mapa náutico-cartográfico más antiguo del mundo sería una representación del occidente de Europa y África con una isla atlántica frente a Iberia, y fue pintado en una cueva del norte de España en tiempos del Paleolítico Superior. Por Georgeos Díaz-Montexano Scientific Atlantology International Society (SAIS)

Por Georgeos Díaz-Montexano

Scientific Atlantology International Society (SAIS)

El mapa náutico-geográfico más antiguo de la humanidad es una representación de Iberia y parte del sur de Francia hasta las Islas Baleares y Marruecos, podría tener entre 19.000 y 10.000 años de antigüedad, y presenta también una gran isla justo delante del Estrecho de Gibraltar e Iberia que no podría ser otra que la misma Isla Atlantis descrita por Platón, según los apuntes que su tío-pentabuelo Solón había traído de Egipto.


[[LEER EL ARTÍCULO EN PDF: http://georgeosdiazmontexano.files.wordpress.com/2014/11/el-mapa-mas-antiguo-de-la-humanidad.pdf ]]

Ver original

Georgeos Díaz-Montexano: El «Espíritu» de la «Vida» y el «Conocimiento» de Altamira


[Fragmento del libro: ¿LA ESCRITURA NACIÓ EN OCCIDENTE? Marcelino Sanz de Sautuola y la Cueva de Altamira. Ensayo sobre la Escritura Lineal Paleolítica. Las primeras escrituras lineales fonográficas de la historia, halladas en cuevas y artefactos paleolíticos de España, Portugal y Francia, de Georgeos Díaz-Montexano, 2014. Una obra sin precedentes con más de doscientas ilustraciones].

El «Espíritu» de la «Vida» y el «Conocimiento» de Altamira

El Gran Espíritu o Divinidad Bisonte-Hombre de la Cueva de Altamira

El Gran Espíritu o Divinidad Bisonte-Hombre de la Cueva de Altamira

En otra parte de la Cueva de Altamira el autor cree que fue representado este mismo «Ser», «Divinidad», o «Gran Espíritu» de las Fuerzas de la Naturaleza, antecedente de Dagón, Tritón y Poseidón, y probablemente también de Zeus y el mismo Hades. El dios primigenio que daría origen a los principales dioses de Europa y el Mediterráneo. En el gran panel principal del «Techo de los policromados» de la Sala de las pinturas, o Sala I, de la Cueva de Altamira, el bisonte que parece ser el verdadero jefe de la manada, conocido como «El Gran Bisonte Macho», o bisonte nº 8, bajo el cual se hallan los signos más grandes representados en toda la cueva, es el único bisonte en todo el Arte Rupestre del Paleolítico Superior, conocido hasta la fecha, cuyo rostro fue representado de modo claramente humanizado. La forma de la nariz, así como la proyección -tan hacia delante- de la misma barba, denuncian de modo más que evidente que la intención del autor fue la de otorgarle un aspecto humano. Sería del todo absurdo alegar un descuido o mero error inconsciente del autor, cuando sabemos que fue perfectamente capaz de representar los rostros de los restantes bisontes de modo correcto o muy aproximados a la realidad. Aquellos casos donde parezca que el rostro del bisonte macho ha sido algo humanizado, deben ser visto como parte de la intencionalidad del autor de querer representar justo eso mismo, un «Ser» medio bisonte medio humano, y no como meros errores de ninguna clase.

El autor desea llamar la atención sobre la representación de una cabeza de bisonte pintada en la célebre cueva asturiana de Peña de Candamo (Fig. 87-a). La misma presenta un rostro tan innegablemente humanizado, que casi sería más correcto catalogarla como «cabeza humana con cuernos». Con todo derecho, un auténtico antecedente del «Minotauro» 111 y seguramente, el mismo «Ser», «Gran Espíritu» o «Divinidad» representado en el «Techo de los policromados» de la Sala de las pinturas, o Sala I, de la cueva de Altamira, bajo el aspecto de un Gran Bisonte Macho de rostro humanizado… (Continua en el PDF).

[Fragmento del libro: ¿LA ESCRITURA NACIÓ EN OCCIDENTE? Marcelino Sanz de Sautuola y la Cueva de Altamira. Ensayo sobre la Escritura Lineal Paleolítica. Las primeras escrituras lineales fonográficas de la historia, halladas en cuevas y artefactos paleolíticos de España, Portugal y Francia, de Georgeos Díaz-Montexano, 2014. Una obra sin precedentes con más de doscientas ilustraciones].

[[ DESCARGA EL CAPÍTULO COMPLETO CON ILUSTRACIONES Y NOTAS EN EL SIGUIENTE PDF: http://georgeosdiazmontexano.files.wordpress.com/2014/11/el-gran-espiritu-divinidad-bisonte.pdf ]]

[[ DESCARGA LAS RESTANTES FOTOS E ILUSTRACIONES EN EL SIGUIENTE PDF: https://georgeosdiazmontexano.files.wordpress.com/2014/11/el-gran-espiritu-divinidad-bisonte_fotos.pdf ]]

Artículos relacionados: 

http://georgeosdiazmontexano.wordpress.com/2014/10/29/la-escritura-nacio-en-occidente-marcelino-sanz-de-sautuola-y-la-cueva-de-altamira/

http://georgeosdiazmontexano.wordpress.com/2014/10/18/georgeos-diaz-montexano-se-remonta-al-paleolitico-el-culto-a-poseidon-2/

http://georgeosdiazmontexano.wordpress.com/2014/10/29/georgeos-diaz-montexano-el-caballo-unicornio-de-altamira/

http://georgeosdiazmontexano.wordpress.com/2014/10/29/georgeos-diaz-montexano-en-asturias-se-hallo-el-primer-hipocampo-o-caballo-marino-de-la-historia/

¡OFERTA ESPECIAL DE FIN DE AÑO!  Los dos libros sobre las más antiguas escrituras lineales de la humanidad por casi el precio de uno.  ESCRITURAS ATLÁNTICAS. Ensayo sobre las escrituras lineales postpaleolíticas: Veinte años (1994-2014) de investigaciones sobre las antiguas escrituras lineales atlánticas usadas durante el Neolítico, el Calcolítico y la Edad del Bronce (Georgeos Díaz-Montexano, 2014).  Versión B/N, 404 páginas (21,73 Euros en Amazon): http://www.amazon.es/dp/1499169647  ¿La Escritura Nació en el Occidente? Ensayo sobre la Escritura Lineal Paleolítica. Las primeras escrituras lineales fonográficas de la historia, halladas en cuevas y artefactos paleolíticos de España, Portugal y Francia (Georgeos Díaz-Montexano, 2014).  Versión B/N, 474 páginas (27,65 Euros en Amazon): http://mybook.to/La-Escritura-Nacio-en-Occidente  ¡Los dos por tan solo 35,90 Euros!  Interesad@s en reservar su ejemplar, pueden contactarme a través del formulario siguiente: http://www.facebook.com/messages/georgeos.diazmontexano

¡OFERTA ESPECIAL DE FIN DE AÑO!

Los dos libros sobre las más antiguas escrituras lineales de la humanidad por casi el precio de uno.

ESCRITURAS ATLÁNTICAS. Ensayo sobre las escrituras lineales postpaleolíticas: Veinte años (1994-2014) de investigaciones sobre las antiguas escrituras lineales atlánticas usadas durante el Neolítico, el Calcolítico y la Edad del Bronce (Georgeos Díaz-Montexano, 2014).

Versión B/N, 404 páginas (21,73 Euros en Amazon): http://www.amazon.es/dp/1499169647

¿La Escritura Nació en el Occidente? Ensayo sobre la Escritura Lineal Paleolítica. Las primeras escrituras lineales fonográficas de la historia, halladas en cuevas y artefactos paleolíticos de España, Portugal y Francia (Georgeos Díaz-Montexano, 2014).

Versión B/N, 474 páginas (27,65 Euros en Amazon): http://mybook.to/La-Escritura-Nacio-en-Occidente

¡Los dos por tan solo 35,90 Euros!

Interesad@s en reservar su ejemplar, pueden contactarme a través del formulario siguiente: http://www.facebook.com/messages/georgeos.diazmontexano

Georgeos Díaz-Montexano: La Escritura Lineal Paleolítica (ELPA). Arte y escritura en el Paleolítico


[Fragmento del libro: ¿LA ESCRITURA NACIÓ EN OCCIDENTE? Marcelino Sanz de Sautuola y la Cueva de Altamira. Ensayo sobre la Escritura Lineal Paleolítica. Las primeras escrituras lineales fonográficas de la historia, halladas en cuevas y artefactos paleolíticos de España, Portugal y Francia, de Georgeos Díaz-Montexano, 2014. Una obra sin precedentes con más de doscientas ilustraciones].

Georgeos Díaz-Montexano: La Escritura Lineal Paleolítica (ELPA). Arte y escritura en el Paleolítico

Fig. 8. Escena conocida como el Hombre del Pozo, Lascaux, Dordoña, Francia. Foto: DP.

Fig. 8. Escena conocida como el Hombre del Pozo, Lascaux, Dordoña, Francia. Foto: DP.

Cuando tenemos contacto visual con cualquier obra de arte, del tipo que sea, la primera experiencia de nuestro cerebro es el análisis estético. Nuestro cerebro, de acuerdo a ciertos patrones forjados en nuestra experiencia de vida (según nuestras creencias, ideologías, filosofías, conocimientos, tendencias y gustos, etc.), en cuestiones de segundos, y valiéndose de la vista, realiza un rápido barrido o «escaneo visual», cuyo resultado será muy importante para los próximos segundos, ya que será lo que determine que sigamos observando la obra, o que simplemente pasemos de inmediato a otra. Este primer análisis, producto de nuestro primer contacto visual con la obra de arte, es la que nos dirá, sencillamente, si «nos gusta» o «no nos gusta». Si «nos gusta», entonces pasamos a otros niveles como recrearnos visualmente en el placer estético, primero, y segundo, tratar de comprender la obra, es decir, conocer el mensaje que encierra, qué fue lo que el autor quiso representar o trasmitir con la misma. Este proceso elemental se cumple en todos por igual. No es exclusivo de unas pocas mentes privilegiadas con un alto cociente intelectual. Todos, desde el más humilde obrero, o campesino sin apenas estudios, hasta el más culto intelectual, sometemos cada obra de arte o cada expresión gráfica visual a los mismos procesos elementales. No necesitamos un «crítico de arte» para saber, tras el primer análisis visual, si «nos gusta» o no «nos gusta», ni tampoco lo necesitamos para determinar si la obra es «buena», según nuestros patrones estéticos y culturales. Si «nos gusta», y por tanto, nos parece una «buena» obra de arte, nos interesamos en la misma, nos recreamos con ella, la intentamos adquirir o guardar en el formato que nos sea posible, la visitamos (si está en algún museo, galería o monumento arqueológico) cuando podemos, y hasta intentamos profundizar en ella, en su significado, en el «por qué» y el «para qué» de la misma, pero si «no nos gusta», sencillamente pasamos de ella, sin preocuparnos en lo más mínimo por saber más de la misma, y seguramente hasta la olvidamos, a menos que nos la estén recordando constantemente. De hecho, todos conocemos y recordamos «obras de arte» que ni siquiera merecen tal denominación, por anti-estéticas, horribles, grotescas, y hasta repulsivas para nuestra alma, pero que ciertos «modismos» e «intereses» nos la han estado siempre vendiendo como ejemplos de «grandes obras de arte» de la humanidad. Y no pondré ejemplos, porque, obviamente, el «gusto» por determinadas obras de artes, es tan personal como el gusto o preferencia por el tipo de música o literatura, o de mujer u hombre que nos «gusta». Cada cual sabe cuáles son esas «horribles obras de arte» que su alma o ser no es capaz de soportar.

Cuando se toma contacto visual con las obras de arte del Paleolítico Superior europeo, especialmente el de la cornisa Astur-Cántabro-Aquitana, la mayoría pasamos esa primera fase en la que sentimos que «nos gusta», especialmente las manifestaciones de Altamira, no en balde llamada la «Capilla Sixtina del arte cuaternario», y después, pasamos a la segunda fase, donde nos interesamos y sentimos que queremos «saber más» sobre las mismas. Queremos saber no solo quién las creo exactamente, sino «el por qué» y el «para qué». Estas preguntas se mantienen en nuestras mentes y ahí quedarán siempre, hasta que las respuestas a las mismas sean halladas, quedando archivadas en nuestros cerebros, hasta entonces. Pero nunca serán enviadas a la «papelera» de nuestro ordenador mental.

Esta es la razón por la que desde el primer momento en que fueron halladas, no se ha parado de intentar responder tales preguntas. Obviamente, esto no habría sucedido si hubieran sido ta rematadamente grotescas y horribles, sin valor estético alguno, que solo causaran rechazo. De hecho, algo parecido ha pasado con las abundantes muestras de signos lineales y geométricos simples, que al no producir «placer estético» alguno en nuestros cerebros -ni de inmediato ni tardíamente- han sido condenados al casi olvido, ocupándose de los mismos muy pocos investigadores, los cuales, casi como «lobos solitarios», clamando a voces en el desierto, han intentado catalogarlos y estudiarlos. Resulta que justo en esta abundante presencia de signos «no figurativos», lineales o geométricos simples, es donde se podría hallar la evidencia de un verdadero sistema codificado de comunicación gráfica, o sea, un tipo de escritura lineal. Probablemente, la verdadera y única razón por la que no leemos en los libros de Historia que la escritua ya fue inventada en el Paleolítico es porque, sencillamente, los elementos del signario o los signarios lineales que la podrían componer, apenas han sido estudiados ni considerados, precisamente, por esa carencia de placer estético que experimentamos cuando los vemos. Nuestro cerebro solo percibe «garabatos» sin sentido alguno, y en algunos casos solo percibe caos. No sentimos (la mayoría) placer estético cuando vemos signos lineales que como simples rayas inconexas, casi siempre negras, aparecen distribuidas a veces de un modo algo aleatorio y caótico, sin aparente orden o simetría, por tanto, sin sentido alguno para nuestras mentes racionales. Pero estas manifestaciones gráficas «feas», resultan que podrían ser tan importantes, o más, que las más bellas grafías o pinturas de nuestro remoto pasado. Podría ser códigos o signos de las primeras escrituras de la humanidad.

En cuanto a la «función» o «fundamento» del Arte Rupestre como tal, es de mero sentido común que no se puede hablar de intención de hacer mero arte, para ser contemplado o admirado por otros, cuando un humano se adentra hasta los puntos más recónditos de una caverna, se arrastra por estrechos pasos, y hasta atraviesa, en algunos casos, pequeños estanques naturales de agua, o bien baja por pozos peligrosos, para simplemente grabar o pintar un solo animal, a veces, o unos pocos signos no figurativos, lineales, geométricos y «abstractos» a los que los estudiosos no hayan sentido alguno. Más allá de cualquier duda razonable posible, en estos casos no podemos hablar de simple arte ni de intencionalidad artística de ninguna clase. Algo así solo puede hallar justificación en la necesidad de plasmar algo que no es para el común de los mortales. En casos como estos, es lícito pensar que la intencionalidad es ocultista, mistérica o mágica. La mayoría de los científicos huyen como de la peste negra de términos como ocultismo, misterio, magia, esoterismo, y cualquier idea que los relacione. Pero es completamente absurdo rechazar ideas que forman parte natural de cualquier pensamiento mágico-religioso del ser humano de cualquier época, más aún en tiempos tan remotos. Ciertamente, hay pinturas cerca de las entradas de las cuevas y a veces hasta casi al aire libre, en abrigos rocosos, en muchos casos junto a sus hogares, lo que evidencia que algunas sí fueron realizadas para que fueran vistas por cualquiera, o al menos, que no importaba que fueran vistas. Pero muchas otras se hicieron en los sitios más recónditos y difíciles de acceder, como si la intención fuera justo lo contrario, es decir, ocultarlas todo lo posible. De modo que se puede hablar claramente de dos tipos de manifestaciones rupestres: las expositivas o que no importaba que fuera vistas por cualquiera, que podríamos llamar «grafismo exotérico», y las ocultas, que solo conocería el autor mismo o algunas personas selectas, y seguramente creadas para que fueran vistas por determinados seres espirituales o ciertas divinidades elementales, y que bien podríamos llamar «grafismo esotérico».

Toda manifestación gráfica, sea del tipo que sea, cumple como mínimo una de cuatro funciones básicas, aunque puede cumplir dos, tres, e incluso las cuatro a la vez. Estas son: comunicar, evocar, adorar, y testimoniar.

Comunicación: Cuando el autor representa una figura, signo o escena con el objeto de comunicar, o sea, «hacer a otro partícipe de lo que uno tiene» (RAE), «descubrir, manifestar o hacer saber a alguien algo» (RAE). Todo ello mediante el acto de «trasmitir señales mediante un código común al emisor y al receptor» (RAE).

Evocación: Cuando el autor representa una figura, signo o escena con el objetivo de evocar, o sea, «traer algo a la memoria o a la imaginación» (RAE), y por definición, «para llamar a los espíritus (o divinidades) y a los muertos, suponiéndolos capaces de acudir a los conjuros e invocaciones» (RAE).

Adoración: Cuando el autor representa una figura, signo o escena con el objeto de «reverenciar con sumo honor o respeto a un ser, considerándolo como cosa divina» (RAE).

Testimonio : Cuando el autor representa una figura, signo o escena con el objeto de dejar testimonio, constancia, aseveración o acto de fe, acerca de algún suceso o acontecimiento relevante para él o para su comunidad: transacción, pacto, hecho histórico, suceso catastrófico, batalla, hazaña, gesta, migración, rito iniciático, y cualquier otro suceso o acto de tipo mágico-religioso.

Al menos uno de estos cuatro principios básicos de la manifestación gráfica y visual está presente en el Arte Rupestre del Paleolítico: el principio de Comunicación. Pues toda manifestación gráfica, tanto si es exotérica como esotérica, es siempre comunicativa, es decir, siempre comunica «algo» a «alguien», bien sea ese «alguien» un ser humano o un ser espiritual o divino. Incluso si la grafía no va destinada a nadie en concreto, sino al mismo autor, es igualmente comunicativa, siendo en este caso el receptor, su propio ego o «alter ego».

En resumen: Toda manifestación gráfica es de por si un acto de comunicación visual de «algo» para «alguien». Y de este principio elemental, primario, que es la necesidad de comunicar, es que nacen todas las escrituras, ya sea para comunicar a otros las cantidades de productos que compramos o vendemos -teoría de la necesidad de contabilizar, que daría origen a la escritura sumeria- o bien para dejar constancia de identidad (nombre propio), propiedades y sucesos históricos, como parece ser para el origen de la escritura egipcia, y muy probablemente, el mismo principio que impulsaría el origen de la mayoría de las escrituras, incluidas las paleolíticas (ELPA) y las postpaleolíticas (ELA).

En Altamira, por ejemplo, el mero acto de pintar un grupo de bisontes y otros animales, independientemente de la calidad estética o gran belleza de los mismos, y del lugar elegido, ya sea cerca del exterior (grafismo exotérico) o en el interior de la cueva (grafismo esotérico), implica necesariamente el cumplimiento de alguno de los cuatro principios básicos: evocar, adorar, comunicar y testimoniar. Ya hemos comentado que el principio de Comunicación está presente en toda manifestación gráfica, sea del tipo que sea. ¿Pero podría cumplirse alguno más? La ausencia de otros elementos (al menos que se puedan reconocer claramente), tales como accidentes de un paisaje geográfico (ríos, montañas, rocas, etc.), elementos, cuerpos astrales y fuerzas de la naturaleza (rayos, lluvia, olas, sol, luna, etc.), y elementos antrópicos (seres humanos con armas o sin ellas, casas, poblados, embarcaciones, etc.), permite descartar el principio del Testimonio.

Es sumamente difícil imaginar que el mero hecho de representar uno o más bisontes o animales, sin nada más que permita reconocer «escenas» con un mínimo de sintaxis narrativa, haya sido impulsado por el principio de dejar testimonio de «algo», ya sea una transacción, pacto, hecho histórico, suceso catastrófico, batalla, hazaña, gesta, migración, rito iniciático, y cualquier otro suceso o acto de tipo mágico-religioso. Por consiguiente, solo nos quedan dos principios aplicables a las representaciones gráficas animalistas de Altamira: Evocación y Adoración. Cualquiera de estos dos principios (incluso ambos) pudo haberse cumplido en las manifestaciones gráficas de Altamira, y de la inmensa mayoría de representaciones similares de toda la cornisa Astur-Cántabro-Aquitana. Tales grafías de animales y signos asociados, además del evidente acto de comunicar «algo», podrían responder al objetivo de evocar -o invocar- espíritus, elementales, divinidades, e incluso el «alma animal» de humanos muertos, o bien reverenciar a un ser, en este caso el animal representado o su espíritu, considerándolo como una entidad espiritual o divina.

Con toda seguridad, estos dos principios, evocación y adoración, casi siempre juntos, o uno solo de los dos, están presentes en todas las manifestaciones gráficas animalistas y humanas (reconocibles) del arte paleolítico. Todo lo demás que ha sido considerado en cuanto a la función de tales manifestaciones gráficas, desde la «magia simpática», «magia propiciatoria», tanto positiva como negativa («magia blanca» o «magia negra»), hasta los supuestos ritos «chamánicos» e «iniciáticos», todo ello está supeditado, y contenido -cuando realmente existe o se constata- dentro de ambos principios básicos del grafismo: evocación y adoración. Por muchos estudios estadísticos «estructuralistas» que se hagan, buscándose o basándose en simbolismos sexuales y ritos de fertilidad animal o humana, sea cual sea el resultado de tales estudios, el fin siempre será el mismo: la constatación o cumplimiento de uno, varios, o de los cuatro principios básicos: comunicación, evocación, adoración, y testimonio.

En cuanto a la posibilidad de que el hombre del Paleolítico Superior conociera ya algún tipo de código gráfico escritural que le permitiera comunicarse con sus semejantes, es para el autor, mas que una lógica probabilidad, un hecho. Resulta del todo inadmisible, y atenta contra el más elemental sentido común y el buen juicio de la razón, asumir como algo «natural» que los humanos del Paleolítico de la cornisa Astur-Cántabro-Aquitana hayan estado dibujando animales y numerosos signos lineales, geométricos, «abstractos», y complejos, a través de varias técnicas, y de modo continuo durante más de diez o veinte mil años, sin que hayan descubierto o inventado -no ya por elemental necesidad de comunicar, ni siquiera por mero azar- un sistema gráfico codificado para trasmitir mensajes concretos y oraciones sintácticas complejas, o sea, un sistema de escritura, o cuando menos, una protoescritura, pero que ya sería glottográfica, y, por tanto, la verdadera primera escritura fonográfica o lingüística de la historia.

No debe olvidarse que la semasiografía es siempre anterior a la escritura, no está sujeta a una lengua dada, de modo que sus secuencias gráficas pictóricas no se «leen», se interpretan. Mientras que las secuencias de signos logográficos o de signos lineales silábicos, silábicoalfabéticos o alfabéticos de las escrituras fonográficas, sí se leen, por estar siempre sujetas a formas lingüísticas. La semasiografía se constata cuando las representaciones gráficas -ya sean animales u objetos- se plasman de un modo coherente y de acuerdo a una mínima secuencia narrativa. Pero en el Arte Rupestre de la cornisa Astur-Cántabro-Aquitana, donde se ha constatado (Cueva El Castillo y Cueva de Altamira) la datación más antigua, no existe nada semejante. No hay secuencias pictóricas, mas o menos ordenadas de acuerdo a una mínima sintaxis narrativa, que permita «interpretar» un mensaje de acuerdo a una escena de tipo narrativa sobre algún suceso concreto. Esto hace que no podamos hablar de verdadera «escritura semasiográfica» en ninguna de las cuevas del Norte de Iberia y el suroeste de Francia con grafismo parietal o mobiliar. No obstante, la mayoría de las cuevas contiene un amplio signario no figurativo, abstracto, lineal, y en no pocos casos claramente «alfabetiforme» (rodeando en muchos casos a las representaciones gráficas figurativas), clara evidencia -todo ello- de que los humanos del Paleolítico Superior se hallaban en una fase superior en la evolución de la comunicación gráfica. Una fase en la que la escritura se basa ya en signos convencionales lineales o estilizados, y no solo figurativos, y que se corresponde o aproxima bastante a la fase fonográfica, la más elevada o última, en la historia del desarrollo de la escritura. Lo que nos lleva a una pregunta crucial: ¿dónde se hallan las fases previas de tal evolucionada escritura -sin duda ya convencionalizada- de los pobladores paleolíticos del norte de España y suroeste de Francia?

Con excepción de un caso -no demasiado claro- hallado en Lascaux (Fig. 8), claras secuencias narrativas, propias de la «escritura semasiográfica», no han sido halladas aún en ninguna de las cuevas conocidas con Arte Rupestre del Paleolítico Superior, mientras que han sido constatadas en casi todos los rincones de la tierra como parte del más elemental sistema gráfico de comunicación de los pueblos que han vivido o siguen viviendo con un nivel bastante similar al de la Edad de Piedra, incluso en muchos pueblos ágrafos que viven de modo similar al Neolítico o al Calcolítico.

Los teorólogos de la escriptología, han demostrado -a nivel global o mundial- la existencia de al menos tres fases en la evolución de la escritura, que se corresponden a dos etapas principales: las escrituras semasiográficas y las escrituras glottográficas.

ESCRITURAS SEMASIOGRÁFICAS

a) Grafismo pictógráfico, o «escritura semasiográfica», confundida erróneamente por algunos autores como «escritura ideográfica», mediante la cual se representa directamente el mensaje, usándose grafías figurativas de animales o cosas, es decir, pinturas o grabados naturalistas o fácilmente reconocibles, ordenados estos en secuencias mínimas coherentes, para representar un acontecimiento, tal como lo vivió, soñó o imaginó el autor. Se hallan muchos ejemplos en pueblos indígenas de cazadores-pescadores-recolectores, pero también en otros que viven como pastores y agricultores.

ESCRITURAS GLOTTOGRÁFICAS

b) Grafismo ideo-logográfico, o «escritura ideo-logográfica», que utiliza ya signos o símbolos más o menos reconocibles de seres animados o cosas, pero ya algo estilizados o esquematizados, adaptados para una grafía más fácil y rápida, que son usados como ideogramas, es decir, signos que expresan ideas que no pueden ser dibujadas como tal, al no tratarse de un animal o un objeto concreto, como por ejemplo, el dibujo de un ‘sol radiado’ para expresar la idea de «luminosidad», «resplandor», o la palabra «día», aunque no obligatoriamente sujetos a una lengua dada, o bien signos usados como logogramas, o sea, signos para representar conceptos (por el principio de homofonía o jeroglífico), que tampoco pueden ser dibujados como tal, como por ejemplo, entre los egipcios un lazo anudado, que se pronuncia aproximadamente como onj o anj (anx), para representar el concepto de vida, anj (anx), precisamente por ser tal símbolo, en su pronunciación o fonía, muy similar al de la voz que expresa el concepto abstracto ‘vida’ en la misma lengua. En este caso, ya son signos sujetos a un lengua determinada, por tanto, logogramas como «signos-palabras». Una señal inequívoca de esta fase de evolución de las escrituras glottográficas, sería la existencia de un amplio signario que debería contar con varias centenas de símbolos, más o menos reconocibles de seres animados o cosas, aunque muchos de ellos algo estilizados o esquematizados, tal como se apuntó, adaptados ya para una escritura algo más fácil y fluida. Todos los grandes sistemas de escritura de las altas civilizaciones comenzaron de este modo.

Esta fase de las escrituras glottográficas, no es tampoco la que el autor observa en las cuevas con grafismo parietal y mobiliar del Paleolítico Superior de la cornisa Astur-Cántabro-Aquitana.

c) Grafismo fonográfico, o «escritura fonográfica», que utiliza ya signos lineales y geométricos, o antiguos signos ideo-logográficos que han sido ya tan estilizados o esquematizados que resulta imposible reconocer en ellos -salvo forzando mucho la imaginación- seres animados u objetos, y de ahí que sean considerados, precisamente, como signos no figurativos. Salvo el caso de la escritura jeroglífica, que por razones mágico-religiosas (al ser considerada como sagrada, pues era la escritura de las «palabras de los dioses») se mantuvo fiel a su grafismo naturalista o figurativo durante toda su existencia, en todas las «escrituras fonográficas» conocidas, los signos fueron totalmente adaptados para una grafía mucho más fácil y rápida, válida para casi cualquier tipo de soporte, y reducidos a signos logo-silábicos, silábicoalfabéticos, silábicos o alfabéticos, y por consiguiente, los signarios también son mucho más reducidos, entre una quincena a una treintena de signos fonográficos, cuando son alfabéticos y hasta cerca de ochenta cuando son silábicos o silábico-alfabéticos o mixtos. Esta cantidad de signos lineales -poco o nada figurativos- donde algunos presentan un aspecto «alfabetiforme» es la principal seña de identidad de las escrituras de esta fase de la «escritura fonográfica», que es la única que el autor de esta obra ha podido observar en las cuevas con grafismo parietal y mobiliar del Paleolítico Superior de la cornisa Astur-Cántabro-Aquitana.

Todas las grandes comunidades con alto nivel de civilización terminaron sustituyendo la escritura ideo-logográfica por la fonográfica. Este decisivo paso, es el que realmente marca la diferencia entre historia escrita y mera tradición oral, y entre alta civilización y cultura desarrollada. De modo que si la tesis del autor resultara aceptada por la comunidad científica internacional, la historia de la escritura, y el origen de la altas civilizaciones, se podría retrotraer ya de modo firme hasta el Paleolítico Superior.

Volviendo pues a la pregunta expuesta páginas antes. Si el análisis del grafismo paleolítico, desde sus ejemplos más antiguos conocidos y datados, hasta los más recientes de finales del Magdaleniense, permiten justificar solamente la fase de la escrituras fonográficas, no habiendo pruebas de la existencia de las fases previas, desde el punto de vista de la teoría de la escritura o de las hipótesis escriptológicas históricas, ¿dónde se hallan entonces las evidencias de tales fase primigenias que vemos hallamos en casi todos los lugares del planeta menos en Europa occidental? Una explicación, más que razonable para al autor, sería la teoría de sitios sumergidos. La paleogeografía, y en especial la paleoceanografía, han demostrado una gran porción de territorio costero que estuvo emergido durante casi todo el paleolítico inferior, medio y superior, quedó dramáticamente sumergido bajo el mar, tras el colapso drástico que hace unos 11.000 años (tras el último retroceso de los hielos continentales) provocó una gran subida del nivel del mar de más de 130 metros. De modo que en esa enorme franja costera de muchos kilómetros, sumergida ya como mínimo desde hace unos 6.000 años, se hallarían numerosas cuevas de la misma cornisa Astur-Cántabro-Aquitana donde estarían las evidencias de las fases previas en las que el ser humano fue descubriendo la comunicación gráfica, desde la etapa semasiográfica, hasta alcanzar la fase ya glottográfica. De todos modos, solo un verdadero milagro de la naturaleza, podría haber conservado pinturas aún reconocibles en cualquiera de esas cuevas sumergidas, pero al menos los grabados sí podrían estar mejor conservados. Como quiera que sea, merecería la pena -y seguramente grandes recompensas científicas habrían- invertir en una auténtica búsqueda arqueológica subacuática en la plataforma holocénica sumergida de la cornisa, especialmente en los tramos más cercanos a las cuevas cántabras de Altamira y el Castillo. El autor no tiene duda alguna de que se podrían hallar grandes respuestas a muchas de las preguntas, no solo para el origen y evolución del Arte Rupestre y de grafismo comunicativo o escritural, sino hasta para el origen mismo de la civilización humana pensante, tal y como han venido defendiendo desde hace casi dos siglos muchos autores españoles y de otras naciones, siendo el más activo o militante de los tiempos contemporáneos el filólogo vallisoletano, Jorge María Ribero-Meneses Lázaro-Cano (Valladolid, 1945)…

[Fragmento del libro: ¿LA ESCRITURA NACIÓ EN OCCIDENTE? Marcelino Sanz de Sautuola y la Cueva de Altamira. Ensayo sobre la Escritura Lineal Paleolítica. Las primeras escrituras lineales fonográficas de la historia, halladas en cuevas y artefactos paleolíticos de España, Portugal y Francia, de Georgeos Díaz-Montexano, 2014. Una obra sin precedentes con más de doscientas ilustraciones].

Artículos relacionados: 

http://georgeosdiazmontexano.wordpress.com/2014/10/29/la-escritura-nacio-en-occidente-marcelino-sanz-de-sautuola-y-la-cueva-de-altamira/

http://georgeosdiazmontexano.wordpress.com/2014/10/18/georgeos-diaz-montexano-se-remonta-al-paleolitico-el-culto-a-poseidon-2/

http://georgeosdiazmontexano.wordpress.com/2014/10/29/georgeos-diaz-montexano-el-caballo-unicornio-de-altamira/

http://georgeosdiazmontexano.wordpress.com/2014/10/29/georgeos-diaz-montexano-en-asturias-se-hallo-el-primer-hipocampo-o-caballo-marino-de-la-historia/

Georgeos Díaz-Montexano: En Asturias se halló el primer “hipocampo” o “caballo marino” de la historia.


El hipocampo: el primer ser mitológico de la historia

Hallado en Asturias: El hipocampo: el primer ser mitológico de la historia

Hallado en Asturias: El hipocampo: el primer ser mitológico de la historia.
Pulsa sobre la foto para verla a tamaño real.

El caballo «unicornio» no sería el único animal de tipo mitológico de Altamira ni de la cornisa Astur-Cántabro-Aquitana. En la cueva de La Riera (Asturias) se halló en una excavación (nivel 24, Magdaleniense final) un pequeño fragmento de placa ósea de unos cinco centímetros con la representación de una figura animal imaginaria,i de las que suelen ser denominadas como «animal o ser imposible». Se trata de un ser con tronco y cabeza de caballo y el resto del cuerpo es de pez o animal marino (Fig. 113). Nadie ha dicho nada al respecto, pero para el autor es evidente que estamos ante el antecedente paleolítico del hipocampo, el mismo animal imaginario que «casualmente» fue uno de los animales mitológicos más importantes en el culto a Poseidón. [Fragmento del libro: ¿LA ESCRITURA NACIÓ EN OCCIDENTE? Marcelino Sanz de Sautuola y la Cueva de Altamira. Ensayo sobre la Escritura Lineal Paleolítica. Las primeras escrituras lineales fonográficas de la historia, halladas en cuevas y artefactos paleolíticos de España, Portugal y Francia, de Georgeos Díaz-Montexano, 2014].

iGonzález Sainz, César; Cacho Toca, Roberto; Fukazawa, Takeo, Arte paleolítico en la región cantábrica: base de datos multimedia Photo VR, DVD-ROM, versión Windows, Ed. Universidad de Cantabria, 2003, p. 149. También: González Morales, Manuel Ramón, Fragmento de placa ósea decorada del Magdaleniense final de la Cueva de la Riera (Asturias), Homenaje al prof. Martín Almagro Basch, Vol. 1, 1983, ISBN 84-7483-347-7, págs. 355-361.

Georgeos Díaz-Montexano: EL CABALLO «UNICORNIO» DE ALTAMIRA


El caballo «unicornio» de Altamira

Georgeos Díaz-Montexano

El Caballo "unicornio" de Altamira

El Caballo “unicornio” de Altamira. Pulsa sobre la imagen para verla a tamaño real.

Uno de las más sorprendentes hallazgos que el autor ha realizado entre las representaciones figurativas de la Cueva de Altamira evidencia la existencia de un auténtico mitema que demostraría que ya en tan remotos tiempos, los humanos que vivían en los alrededores de Altamira, creían en un ser mitológico como el caballo con un cuerno en la frente, el «unicornio». El caballo «unicornio» fue representado justo en la parte superior del panel. Se trata del gran caballo pintado frente a un bisonte, al parecer hembra. El análisis de todas las fotografías (tomadas en diferentes épocas) que el autor ha podido reunir, demuestran claramente que justo desde la frente del caballo brota un cuerno curvo en forma de media luna. La mayoría de los autores lo han confundido con uno de los dos cuernos del bisonte que se halla delante, pero el autor cree que se trata de un error. Ambos cuernos serían demasiado diferentes en su diseño, tamaño y posición. Los dos cuernos del bisonte habrían sido representados de forma paralela, algo sinuosos con forma de (Figs. 111 y 112), uno pintado claramente, y el otro sugerido por una curvatura natural de la roca. Recurso este muy común no solo en el mismo panel sino en muchas otras cuevas con arte parietal del Paleolítico Superior occidental. [Fragmento del libro: ¿La Escritura Nació en el Occidente? Marcelino Sanz de Sautuola y la Cueva de Altamira. Ensayo sobre la Escritura Lineal Paleolítica. Las primeras escrituras lineales fonográficas de la historia, halladas en cuevas y artefactos paleolíticos de España, Portugal y Francia, de Georgeos Díaz-Montexano, 2014].

Más información: http://georgeosdiazmontexano.wordpress.com/2014/10/29/la-escritura-nacio-en-occidente-marcelino-sanz-de-sautuola-y-la-cueva-de-altamira/

El caballo "unicornio" de Altamira.

El Caballo “unicornio” de Altamira. Pulsa sobre la imagen para verla a tamaño real.