LA ÚNICA UBICACIÓN POSIBLE DE LA ATLÁNTIDA DE PLATÓN. La evidencia lexicográfica


LA ÚNICA UBICACIÓN POSIBLE DE LA ATLÁNTIDA DE PLATÓN

La evidencia lexicográfica

Semántica y usos de la expresiones pro tou‘ y ‘pro tou stomatoS

Por Georgeos Díaz-Montexano

Scientific Atlantology International Society (SAIS)

Demostración sobre el uso de la expresión griega Clásica ‘pro tou stomatos‘ (ante la entrada o boca), siempre usada para indicar una distancia muy corta, desde unos pocos centímetros hasta aproximadamente no más de unos 100 Estadios, según el estudio lexicográfico de las fuentes griegas clásicas primarias, y secundarias, conservadas.

Marco Antonio en una escena del film Cleopatra (1963), discutiendo sobre el plan de la batalla de Actium. En la maqueta se aprecia la colocación de las flotas enemigas situadas justo ante la boca del Golfo de Ambracia, bloqueando la salida del mismo, tal y como narran las fuentes: “delante de la boca del golfoi

En el diálogo del Timeo, exactamente en el pasaje correspondiente a la sección 24e, Platón nos informa sobre la localización de la tierra insular (nhsos) Atlántida, usando como punto geográfico de referencia las Columnas de Hércules. Según la narración, los sacerdotes egipcios explicaron a Solón que Atlantis se encontraba localizada en el piélago del Atlántico (Atlantikou pelagous), justamente ante la boca del estrecho que los griegos conocían con el nombre de Columnas de Hércules, que en los tiempos de Solón (incluso ya antes) eran localizadas en el mismo estrecho de Gibraltar.

Los defensores de una Atlántida en el Caribe o en otros lugares de América del Norte o del Sur, o en el interior del Mediterráneo oriental, o en lugares más remotos aún como Indonesia, siempre usan traducciones inglesas donde la preposición griega pro (pro) es traducida erróneamente como “opposite” (opuesta) o “beyond” (más allá). Esta traducción bastante imprecisa (por no decir errónea), ha favorecido la extendida opinión de que la Atlántida entonces podría haber estado en cualquier lugar del Atlántico, por muy lejos que estuviera este de las mismas Columnas de Hércules, o Gibraltar, ya que, a fin de cuentas, se puede entender que cualquier isla en el Caribe (y hasta en el otro lado de América, en el Pacífico) está “opuesta” al estrecho de Gibraltar, o “más allá de” este, pero la realidad es que Platón usa la preposición griega pro, cuyo significado siempre ha sido lo que está ante, delante, o enfrente de algo, pero siempre de manera muy próxima, a la vista, y que nunca fue usada para ubicar algo tan distante, fuera de todo alcance de la vista humana, como sin duda alguna lo estaría cualquier isla o continente situado más lejos que Cádiz o Madeira, considerando incluso a esta última como el punto más remoto posible que podría ser admitido, desde el punto de vista de la lexicografía griega clásica. Como hemos señalado anteriormente, esta aparente sutileza en realidad marca una gran diferencia, ya que no es lo mismo una isla o tierra insular ubicada ante la boca misma de Gibraltar, en la entrada, a la vista, que una isla que estaría situada “más allá” u “opuesta” al mismo estrecho de Hércules.

En el Timeo se indica claramente que Atlantis se hallaba localizada “ante la boca” (pro tou stomatos) de las Columnas de Hércules, en el “piélago del Atlántico” (Atlantikou pelagous). La preposición pro, ‘ante/delante’, siempre era usada para ubicar algo que se hallaba muy próximo, por ejemplo, en expresiones tales como “ante las puertas”, “ante las murallas”, “él estaba delante (a la cabeza) del ejército”, “delante de la desembocadura del río”, “ante la entrada del puerto”, etc. En resumen, algo situado siempre al “alcance de la vista”. “Más allá de” -con un sentido de lejanía- en griego se expresa con otras preposiciones como peran o porrôthen, entre otras, que no usó Platón nunca para localizar la Atlántida, pero jamás mediante la preposición pro, que siempre denota “posición a la vista”, o a muy pocas horas de distancia, ya sea por mar o por tierra. Por otro lado, la palabra griega que se traduce como Océano, Ôkeanos, no aparece escrita ni una sola vez dentro del contexto del relato de la Atlántida de Platón en el Timeo ni en el Critias. Así pues, Platón solamente nos informa que Atlantis se hallaba en el piélago del Atlántico, justamente ante la boca del estrecho de Gibraltar, o sea, “a la vista”, y esto solamente se puede decir si la Atlántida estaba –o al menos comenzaba- en un punto muy cercano a las costas que rodean el Golfo de Cádiz, ya sea por la parte de Iberia o por la de Marruecos, o en el mismo centro, en el mar. Pero para ser más precisos y rigurosos en nuestra demostración, primero vamos a observar qué nos muestra la lexicografía griega clásica al respecto, exactamente, sobre el uso de la misma secuencia usada por Platón, pro tou stomatos

Para continuar la lectura descárguese el artículo completo en PDF. Pulse en el icono.

Para continuar la lectura descárguese el artículo completo en PDF

Anuncios

4 comentarios en “LA ÚNICA UBICACIÓN POSIBLE DE LA ATLÁNTIDA DE PLATÓN. La evidencia lexicográfica”

  1. Un gran trabajo, gracias por confirmar estos datos al mundo Georgeos.

    Muy pronto volveremos todos a ver este continente que esta volviendo a resurgir.

    Un gran abrazo y muchos ánimos para que sigas con tu trabajo de investigación hermano.

    Me gusta

Déjenos aquí su opinión o sugerencia....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s