¿El sueño de Platón muere en Doñana?


Carta abierta (no publicada) al Diario Huelva Informacion.

Con relación a las opiniones del geólogo Dr. Antonio Rodríguez relativas a la Atlántida, me gustaría solamente informar al culto lector de este diario, “Huelva Información”, de algunos detalles muy importantes que evidentemente el Dr. Rodríguez desconocía, y quizá aún desconoce. Con independencia de que crea o no en la existencia histórica de la Atlántida (está claro que esto no es una cuestión de creencia sino de ciencia, y valga la rima), es mi deber informar (y creo que vuestro prestigioso Diario sabrá agradecerlo) que no son correctos los argumentos que utiliza para intentar desacreditar cualquier posibilidad de la existencia de un sustrato histórico en el cuerpo de la narración de la Atlántida, la cual fue referenciada siempre como una Historia Verdadera, ‘alêthinon logon’ (En las traducciones latinas siempre: ‘veram historiam’, ‘historia verdadera’), por el mismo Platón y la mayoría de los autores de la Antigüedad Clásica y Tardía.

El primer dato erróneo o falso que con gran desconcierto leo, dice:

“Curiosamente, quien con más fuerza apostó por la teoría de que las Costa de la Luz pudiera albergar la ciudad platoniana fue Rainer Kühne, a raíz de los estudios desarrollados por el equipo de científicos de la Universidad de Wuppertal,en 2004.”

Esto es totalmente falso. Toda persona que se haya interesado por la Atlántida en los últimos veinte años, incluso a simple nivel de curiosidad, conoce perfectamente que la persona que más ha apostado, hasta la fecha, por una Atlántida pŕoxima a las Costa de la Luz, ha sido quein ahora escribe. De hecho soy el único atlantólogo hispano reconocido a nivel internacional como puede verse en no pocoas versiones encilopédicas en varios páises sino en la más importante, la Atlantipedia.ir que se edita en Irlanda, y que es la mayor enciclopedia sobre la Atlántida que actualmente existe. Es fácil confirmar como no sólo soy el único atlantólogo hispano, especializado en la teoría de una Atlántida delante de Gibraltar, entre las costas de Andalucia y Marruecos, sino uno de los atlantólogos que más entradas tiene en la misma enciclopedia, hasta el punto que de casi cualquier tema que se consulte relacionado con la Atlántida hay resultados que apuntan a referencias a mis investigaciones. Todo el mundo sabe, por una investigación indepeniente que hicieron unos periodistas del ABC y del País en el 2004, que Rainer Kühne, en aquel entonces un joven estudiante de física-química, se aprovecho de toda la información (incluída unas fotos de Satélite) que con tan buena fe compartí con él y con otras numerosas personas en el foro más célebre de internet sobre la Atlántida: AtlantisRising.com. Esto sucedio entre el 2002 y el 2003, y un año después, Kühne soprendió al mundo (y a mi más todavía), publicando una noticia con las fotos que el había facilitado y los datos que había tomado de mis explicaciones, artículos y comentarios, y sin mencionarme ni con un simple agradecimiento. A raíz de haber sido descubierta su farsa, su oportunismo, la revista Antiquity que había publicado originalmente su artículo, a instancia de una carta enviada por los periodistas españoles del ABC, le obligó a reconocer, públicamente, en una nota al final del artículo, el agradecimiento a mi persona por haberle aportado la infiormación y en especial las fotos de satéiltes.

Todo este asunto siempre ha sido bien conocido por los científicos del CSIC, y aunque una vez reconocieron ante la Agencia ANSA, en la versión en italiano e inglés (conservo todaos los archivos), que las estudios los habían emepzado a realizar, basándose fundamentalmente en mis investigaciones, misteriosamente, en la versión castellana de esa misma noticia, destinada al mundo hispanoparlante, se omitió por completo mi nombre, y todos los méritos se los otorgaron al oportunista y plagiador alemán.

Posteriormente volví a ser víctima de otros oportunistas. En esta ocasión del Dr. judíoamericano, Richard Freund y sus colaboradores. Me consultaron durante varios meses en el 2009 porque, según palabras textuales del mismo Dr. Freund, habían quedado fascinados con mis investigaciones y muy convencidos, sobre todo tras la lectura de mis informes a la UNESCO del verano del 2003. Se me prometió villas y castillas, y lo más importante, que aparecería en el documental como co-presetador o co-protagonista conductor de la teoría, ya que el guión descansaría, principalmente en mis investigaciones hallazgos e hipótesis. Después que le aporté todo lo que me pidió el Dr. Freund, me prometió en un último email que nos veríamos para ultimar los detalles, contratos, etc, para empezar el rodaje en Enero del 2010, y me quedé esperando. Nunca se pusieron en contacto conmigo. Llegué a creer que el documental ya no saldŕia, que se había caído por falta de finanaciación, pero cual fue mi sopresa cuando en marzo del 2011 vi el estreno del documental en inglés, Finding Atlantis, en National Geographic Channel, y pude comprobar como, en efecto, no solo se usaron muchos de mis argumentos, hipótesis, y hallazgos (hasta pasajes de mi escritos, recitados con punto y coma), sino que no me mencionó ni un solo momento, ni siquiera al final, en la más pequeña e ilegible de las letras en los cŕeditos. Recomiendo la lectura del artículo del Dr. César Guarde de la Universidad de Barcelona con relación a este nuevo abuso de poder: https://georgeosdiazmontexano.wordpress.com/2011/04/28/national-geographic-manipulacion-mediatica-y-prostitucion-intelectual/

En fin, paso ahora a los puntos erróneos que acerca de la Atlántida, el Dr. Rodríguez expone como si fueran ciertos. Meras falacias, pero no de Rodríguez, por supuesto, lo aclaro. Errores de traducción e interpretación (esto en el mejor de los casos) cuando no meras invenciones, es decir, afirmaciones, frases y palabras que jamás dijo Platón, o mejor dicho, que no aparecen escritas en Griego ni en Latín en ninguno de los 72 códices y manuscritos conocidos de la tradición manuscrita del Timeo y el Critias; todo lo cual vengo demostrando desde hace casi veinte años, a través de un estudio paleográfico-lexicográfico y de crítica textual e interpretativa de las antiguas fuentes escritas (conservadas en papiros, códices y manuscritos); y no sólo mediante publicaciones varias (independientes y ajenas), sino también mediante disertaciones y conferencias en dos Universidades (Barcelona y Madrid), y un par de mesas redondas o debates públicos (emitidos por Radio y por Internet) con reconocidos catedráticos en Filología Clásica (especialmente en Griego Clásico).

Es decir, que he estado debatiendo con profesionales que están bien entrenados y en condiciones (por sólidos conocimientos especializados adquiridos durante años) de poder invalidar o refutar mis descubrimientos, rectificaciones, y críticas textuales e interpretativas de las traducciones conocidas del Timeo y el Critias en lenguajes modernos; sin embargo, hasta la fecha, ni los catedráticos contertulios en los debates ni ningún otro especialista en Griego y Latín ha refutado mis descubrimientos lexicológicos y filológicos, y la revisión e interpretación crítica de los textos del Timeo y el Critias (a través de los códices y manuscritos escritos en Griego y Latín) que he venido realizando hasta la fecha, y donde expongo de manifiesto todas estas falacias, errores de traducción e interpretación, y hasta meras invenciones. Como por ejemplo, el seguir dando por sentado que la Atlántida se hundió o desapreció, ya como una civilización avanzada, en el 9000 antes dela visita de Solón a Sais, o lo que es lo mismo, hace unos 11580 años.

Os recomiendo un video donde expuse de la manera más explícita posible un resumen de las principales falacias, invenciones y errores de argumentación e interpretación, donde reconocerá usted justamente, dentro de las mismas -especialmente en la segunda parte, sobre la falacias de los detractores del posible sustrato histórico de la Atlántida- los argumentos que aún siguen usando sistemáticamente (todos los que no conocen mis aportaciones a esta materia filológica y de crítica textual e interpretativa) contra la posibilidad de la existencia de un sustrato histórico-geográfico verdadero en la narración de la Atlántida que nos legó Platón. Evidentemente, todo ello por creerse que tales argumentos contra la posible historicidad de la Atlántida responden a definiciones o descripciones que aparecen escritas en los mismos diálogos del Timeo y el Critias, y por ello asumirse y darse por sentado que las traducciones existentes en lenguas modernas son totalmente correctas.

Traducciones modernas que -de paso le informo también- se hicieron todas a partir de dos o tres traducciones de los siglos XVIII y XIX que desde la Latina de Marsilio Ficino (finales del siglo XV), portadora de alguno de los primeros errores, se hicieron al inglés y al francés, pero no desde el Griego directamente. Todo esto lo he demostrado correctamente, y de una manera bastante sencilla, pues los mismos errores se fueron repitiendo, en ocasiones hasta en lo más mínimos detalles como por ejemplo, palabras y frases que sólo están en las citadas traducciones inglesas y francesas, basadas en la de Ficino, pero que no existen en ninguno de los códices conocidos. Por lo que se desprende que si realmente ciertos traductores (no será necesario que mencione nombres, basta con ver las introducciones de las más doctas traducciones modernas o contemporáneas del Timeo y el Critias) hubieran traducido directamente desde el Griego (como se sostiene en algunas) habrían visto que muchas de las palabras, frases, y fragmentos más extensos, presentes en las traducción latina de Ficino y en las primeras a lenguas modernas de los siglos XVIII y XIX, no existen en los textos en Griego del Timeo y el Critias conservados en los códices y manuscritos como también se habrían percatado de otros de los errores que ellos también contribuyen a perpetuar -siguiendo a las primeras traducciones inglesas y francesas- y que son justamente lo opuesto, es decir, la omisión de palabras, frases y pasajes que sí existen en los códices y manuscritos del Timeo y el Critias pero que ¿curiosamente también- son los mismos que son omitidos en las primeras traducciones anglo-francesas.

Conclusión: que los autores de tales traducciones de los tiempos modernos, actualmente vigentes, en realidad no tradujeron directamente del Griego (aunque así lo afirmen) sino de estas primeras traducciones a lenguas modernas de los siglos XVIII y XIX.

En todo lo demás, acerca de la escasez de evidencias que permitan corroborar la existencia de la metrópolis o capital de Atlantis en la misma Doñana, estoy completamente de acuerdo. Asumo que los científicos implicados están siendo honestos con esta afirmación. En cualquier caso, como siempre he dicho, la metrópolis de Atlantis no se hallaba dentro de lo que hoy conocemos como Doñana, pero sí cerca…

En fin, que lo siento mucho, pero el sueño de Platón no muere en Doñana, porque sencillamente nunca fue un sueño, sino una historia verdadera, recogida por Solón en Egipto, aunque algo modificada y adornada por Platón, como bien explicó el no menos grande historiador, biógrafo y ensayista griego, Plutarco.

Agradezco de antemano la atención prestada.

Saludos cordiales,
Georgeos http://www.georgeosdiazmontexano.com

PD. También puede acceder al video a través del siguiente link: http://vimeo.com/groups/atlantology/videos/19881716 En el mismo verán uan lista detallada de todas las falacias y graves errores que sobre Atlantis aún siguen promulgando tantos los cienmtíficos escépticos como los más creyentes.

Fuente de la noticia: http://www.huelvainformacion.es/article/provincia/1531375/sueno/platon/muere/donana.html

Video Relacionado:

Anuncios

Déjenos aquí su opinión o sugerencia....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s