¿Tauromaquia Atlante en un marfil de Tartessos?


¿Tauromaquia Atlante en un marfil de Tartessos?

Georgeos Díaz-Montexano

Scientific Atlantology International Society (SAIS)

Nota preliminar: Mi más sincero agradecimiento para el tartessiólogo Tano Molina Pérez, por haberme puesto en conocimiento de esta preciosa pieza y, especialmente, por haber tenido el buen ojo de considerarla como una posible representación de tauromaquia tartésica.

¿Tauromaquia Atlante en un marfil de Tartessos?
¿Tauromaquia Atlante en un marfil de Tartessos?

En una ponencia presentada en el Congresso Internazionale di Studi Fenici e Punici (Marsala-Palermo, 2000), “Fenicios y Tartésicos en Medellín (Badajoz)”1, se describe una formidable y preciosa pieza de marfil (Placa de marfil Medellín M7) que fue hallada en la célebre e importantísima necrópolis tartessia de influencia orientalizante de Medellín, Extremadura.2 Para más detalles sobre esta necrópolis y muchas de las importantes evidencias arqueológicas aparecidas en la misma, remitimos al lector al citado artículo, pues el objetivo de este breve artículo, será solamente proponer -a modo de hipótesis- una nueva interpretación, en base a la comparación con un pasaje de una conocida fuente clásica: el diálogo de Platón conocido como Critias o el Atlántico.

Descripción del marfil.

 En la página 1227 de la citada publicación, podemos leer lo siguiente:

[LEER EL ARTÍCULO COMPLETO EN EL SIGUIENTE PDFhttps://georgeosdiazmontexano.files.wordpress.com/2013/07/tauromaquia-atlante-en-un-marfil-tartessio-georgeos-diaz-montexano.pdf]

Addenda:

1. Debido a ciertas preguntas que otros lectores en otras páginas de facebook me están haciendo sobre esta posible representación de un ritual de tauromaquia Atlante, me ha parecido interesante hablar de ciertos elementos que no incluí en el artículo…. Un lector planteaba que podrían ser alas lo que se ve por encima del Toro, a lo cual respondí que el toro del marfil tartésico no tiene alas. Lo que se ve por encima (en realidad es por detrás, en un segundo plano) no son alas. Basta comparar todas las representaciones de marfiles hallados en el entorno de Tartessos para comprobar que las pocas veces que representaban alas (especialmente en los grifos) las hacían de un modo completamente diferente. Así que tales elementos por detrás del toro, en un segundo plano, deben ser meras figuraciones de plantas o puede incluso que olas estilizadas, lo que encajaría más con mi hipótesis de un ritual de tauromaquia Atlante, y, por tanto, un toro marino, símbolo de Poseidón. El estilo tartessio, llamado orientalizante, siempre rellenaba las escenas con elementos como flores de Lis o de Loto, y plantas o elementos vegetales, y a veces, meras volutas y otros signos decorativos, debido a un patente “horror vacui”, donde intentaban cubrir casi todo el campo o superficie de la escena con cualquier cosa, con tal de que el espacio vacío fuera el menor posible.

2. Además de las olas representadas en un segundo plano, por detrás del toro, se aprecia lo que a todas luces parece un pilar o columna con volutas del tipo que se llama protoeólica, idéntica a una encontrada en Cádiz. Esta columna, sería justo la que en el mismo pasaje del ritual taurino de los atlantes, descrito en el Critias, se dice que era sacrificado el mismo toro, una vez que era capturado por los reyes Atlantes. Era la columna que se hallaba en el mismo centro del templo de Poseidón. Ya son demasiados elementos coincidentes como para pensar que todo esto no es más que un conjunto de meras  casualidades sin la menor importancia. Por tanto, una columna entre olas, dos elementos claves dentro del relato de la Atlántida. No existe en todo el mundo mayor evidencia a favor del ritual de tauromaquia practicado por los atlantes, tal como se describe en el Critias de Platón.

¿Tauromaquia Atlante en un marfil de Tartessos?
¿Tauromaquia Atlante en un marfil de Tartessos?
Capitel" protoeólico" de una columna hallada en Cádiz. Se correspondería con el período tartésico-fenicio o de influencia orientalizante.
Capitel” protoeólico” de una columna hallada en Cádiz. Se correspondería con el período tartésico-fenicio o de influencia orientalizante.
Anuncios

Conspiración contra la Atlántida. Manipulación y desinformación mediática


Conspiración contra la Atlántida

Manipulación y desinformación mediática

Georgeos Díaz-Montexano

En los últimos meses me he visto obligado a rebatir mediante réplicas públicas varias noticias publicadas en medios de prensa donde he descubierto una clara intencionalidad en querer desacreditar las hipótesis actualmente vigentes y con más peso sobre la Atlántida, las cuales giran en torno a mis estudios iniciados hace ya casi veinte años sobre una posible Atlántida delante de Gibraltar con su comienzo en el Golfo de Cádiz y próxima a las costas de Huelva.

El 15 de marzo de 2011, tan solo tres días después de estrenado en National Geographic Channel (USA) el documental “Finding Atlantis” (Hallando la Atlántida), el Dr. Sebastian Celestino Pérez, investigador del CSIC, fue entrevistado en el programa “En Casa de Herrero”, presentado por Luis Herrero, con relación a las noticias que estaba apareciendo por casi todos los medios en esos días tras el estreno del citado documental sobre la Atlántida, en el cual se manejaba la hipótesis de que esta hubiera tenido su metrópolis circular concéntrica en un punto del actual Coto de Doñana. En la entrevista radial, minuto 00:50, refiriéndose al equipo de NG bajo la dirección del Dr. Richard Freund de la Hartford University (Director y presentador del documental), dice el Dr. Celestino Pérez lo siguiente:

Estuvieron con nosotros en Huelva, y nosotros le dijimos que eso era una leyenda… Que era imposible que se diera… Incluso le enseñamos todos los resultados geomagnéticos que se hicieron y demás… Resultados negativo en todo. Y así y todo han hecho el programa… Yo creo que la intención económica está clarísima…”1

Y esto lo dice el director de un proyecto del CSIC para confirmar una hipótesis sobre la Atlántida que fue financiado por la misma Universidad de Richard Freund, o sea, por la Hartford University, y probablemente con una gran suma de dinero, teniendo en cuenta que todas las campañas anteriores las cifras de financiación no superaron nunca los 1000 Euros.

Más adelante afirma el mismo Dr. Celestino Pérez que junto con el equipo de Freund vino una Empresa Canadiense de alto prestigio en estudios georradares y que vieron que ahí abajo “no había absolutamente nada” (minuto 04:12). Sin embargo, esa misma empresa a la que se refiere, es justo la que sale en el documental de Finding Atlantis y sí que muestran en los resultados como hay ciertas estructuras que casi coinciden con formas circulares concéntricas, a unos 14 metros de profundidad, en un área donde, en principio, solo debería haber arena, y limo o arcillas, pero nada que ofrezca resistencia y menos en forma concéntrica o a intervalos semejantes al de una estructura concéntrica.

¿Realmente ya había visto el documental el Sr. Celestino cuando hizo estas declaraciones? Porque en el mismo documental ya se demuestra que no es para nada cierto lo que está declarando ante el presentador Luis Herrero. De veras que no entiendo cómo alguien puede dar una falsa información como esta, y exponerse de un modo tan extremadamente fácil de ser descubierto. Pero ahí está. Dijo todo lo contrario de lo que se muestra en el documental Finding Atlantis de National Geographic y se quedó tan pancho. Imagino que estaría siendo muy presionado por “alguien” para que desmintiera y desacreditara todo lo posible lo que en ese documental se estaba exponiendo.

En fin, que al final de la entrevista, sí reconoce que fueron hallados restos del Calcolítico asociados con un antiguo tsunami, pero que “nada más”. Vaya, como si haber hallado junto a evidencias de un antiguo tsunami restos de poblamiento humano en tiempos del Calcolítico, justo cuando según mis investigaciones es mucho más probable que haya acontecido la destrucción de Atlantis, y en un área donde siempre se creyó que no habría nada anterior a los romanos, no tuviera importancia alguna, para ninguna hipótesis sobre la Atlántida.

El Dr. Celestino Pérez deja claro que “ellos nunca investigaron ninguna hipótesis sobre la Atlántida, que sólo estaban buscando la posibilidad de que hubiera algún resto de los tartessios”. Y lo mismo declaró a Javier García Blanco, periodista de la revista Año Cero, para un artículo en la web Planetasapiens.com: “Sebastián me explicó amablemente que la única intención de su equipo consistía en “comprobar si en esa zona de la marisma pudo haber asentamientos humanos y en qué época“, no que estuvieran buscando Tartessos, ni mucho menos la Atlántida, como había dado a entender la prensa”… “Te adelanto que conozco bien a Freund y se ha inventado todo. Estuvo invitado unos días en Doñana, y por supuesto, nunca excavó” … él y sus compañeros han estado intentando luchar para desmentir la “farsa de Freund” Esto es lo que escribe el Sr. García Blanco según lo que afirma le contó el Sr. Celestino Pérez.2

Pero esto se contradice por completo con lo que veremos en los informes de los resultados oficiales de investigación firmado por el mismo Dr. Celestino Pérez como investigador principal. Veremos como sí que estuvo realizando investigaciones relacionadas con la Atlántida, desde el 2005 hasta el 2009 (justo hasta poco antes de comenzar el rodaje del documental del National Geographic). Veremos cómo, desde el primer momento, el proyecto llevaba como objetivo la confirmación de la hipótesis de la Atlántida de los alemanes Wickboldt-Kühne (Por cierto, un casi plagio de mis investigaciones). Y veremos también cómo, a medida que iban avanzando las investigaciones y los sondeos geomagnéticos y prospecciones arqueológicas superficiales “in situ”, año tras año, en cada resultado se iba confirmando “en lo esencial” (eso se decía entonces en los informes.), lo que ellos llaman en sus informes, hipótesis de Wickboldt-Kühne, que ya sabemos es una hipótesis sobre la Atlántida.

Ya hemos leído y escuchado las negaciones del Dr. Celestino Pérez y hasta las acusaciones directas (y muy graves) contra el Dr. Freund de “farsante”. Bien, ahora veamos lo que realmente dicen los informes científico de los resultados de las investigaciones en Doñana sobre la Hipótesis de la Atlántida y Tartessos de Wickboldt-Kühne, firmados por el mismo Dr. Sebastián Celestino Pérez.

Comenzamos por el principio, o sea, por el inicio del proyecto de investigación. Recordemos que se niega ante los medios que jamás se investigó nada relacionado con ninguna hipótesis sobre la Atlántida. Pues bien, comprobemos cómo es que no sólo sí que se investigó una hipótesis sobre la Atlántida, sino que hasta el mismo título y resumen del proyecto lo deja mas que claro: Contrastación preliminar de la hipótesis Wickboldt-Kühne. Y bueno, aunque no mencionan explícitamente en el título la palabra Atlántida, queda claro a qué hipótesis se refiere al mencionarse esos dos nombres de investigadores alemanes, no sólo porque lo sabe medio planeta, también porque -como no podía ser de otro modo- queda claramente explicado en los resúmenes presentados ante la Estación Biológica de Doñana (EBD) el Consejos Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía.

[El resto del artículo con los informes y las pruebas científicas de las investigaciones del equipo del CSIC en Doñana en la versión en PDF]

REFERENCIAS

1Entrevista al Dr. Sebastían Celestino Pérez, investigador del CSIC, en el programa “En Casa de Herrero”, presentado por Luis Herrero (http://esradio.libertaddigital.com/fonoteca/2011-03-15/las-otras-ng-situa-la-atlantida-bajo-las-marismas-de-donana-25067.html)

2García Blanco, Javier, “La Atlántida NO está en el Parque de Doñana”. Publicado el 16 marzo 2011, por Javier García Blanco (http://www.planetasapiens.com/?p=4874)

Fuente relacionada: Noticia de la ANSA donde se reconoce que el CSIC se basaó fundamentalmente en mis investigaciones. Está en las versión en inglés (recogida en un foro): http://historum.com/speculative-history/40390-atlantis-actual-location-17.html#post1005401

En un medio de Italia: http://archivio.denaro.it/VisArticolo.aspx?IdArt=508407&KeyW=

¿Conspiración contra la Atlántida? Las pruebas de una manipulación.


¿Conspiración contra la Atlántida?

Las pruebas de una manipulación.

Georgeos Díaz-Montexano, Scientific Atlantology International Society (SAIS)

La  foto de abajo ha sido capturada del artículo original: “Modeling tides and tsunami propagation in the former Gulf of Tartessos, as a tool for Archaeological Science, por José-María Abril, Raúl Periáñez y José-Luis Escacena, publicado en Journal of Archaeological Science, 10 July 2013, donde se pretende invalidar la posibilidad de que un tsunami hubiera podido hacer desaparecer a una ciudad como Tartessos o Atlantis misma, si esta hubiera estado en los alrededores del Coto de Doñana o cualquier otro punto cercano a las costas de Huelva y Cádiz.

¿Conspiración contra la Atlántida? Las pruebas de una manipulación. Esta foto la he capturado del artículo original: “Modeling tides and tsunami propagation in the former Gulf of Tartessos, as a tool for Archaeological Science, por José-María Abril, Raúl Periáñez y José-Luis Escacena, publicado en Journal of Archaeological Science, 10 July 2013, donde se pretende invalidar la posibilidad de que un tsunami hubiera podido hacer desaparecer a una ciudad como Tartessos o Atlantis misma, si esta hubiera estado en los alrededores del Coto de Doñana o cualquier otro punto cercano a las costas de Huelva y Cádiz.
¿Conspiración contra la Atlántida? Las pruebas de una manipulación. Esta foto la he capturado del artículo original: “Modeling tides and tsunami propagation in the former Gulf of Tartessos, as a tool for Archaeological Science, por José-María Abril, Raúl Periáñez y José-Luis Escacena, publicado en Journal of Archaeological Science, 10 July 2013, donde se pretende invalidar la posibilidad de que un tsunami hubiera podido hacer desaparecer a una ciudad como Tartessos o Atlantis misma, si esta hubiera estado en los alrededores del Coto de Doñana o cualquier otro punto cercano a las costas de Huelva y Cádiz.

Como puede verse en la foto de tal simulación tsunámica, el único modelo que se usó fue el del tsunami de Lisboa de 1755, con su epicentro bajo el mar, al suroeste del Cabo de San Vicente, mucho más cerca de las islas Madeira que de Iberia. Bien lejos de las costas de Huelva. Sólo se trasladó el mismo modelo hacia el año 2500 A.C., cuando se sabe, por pruebas científicas halladas bajo el mar y en las costas del Golfo de Cádiz, que aconteció un gran tsunami de igual o mayor intensidad incluso que el de Lisboa de 1755.

Los autores de esta simulación lo único que en última instancia demostrarían es que un evento tsunámico con la misma intensidad y el mismo epicentro, pero emplazado en el 2500 A.C. no pudo haber destruido a ninguna ciudad en las costas de Huelva que rodean la desembocadura del Guadalquivir, y que las olas mismas apenas entrarían por la desembocadura hacia el interior del golfo, que en aquellos tiempos existía en lo que hoy son las marismas de Doñana. Hasta aquí todo entra dentro de lo correcto, desde el punto de vista metódico y teórico, y no merece demasiada crítica. Pero, lo que no se puede permitir de ningún modo es que un estudio tan particular que sólo usa un único modelo base sea utilizado por periodistas y ciertos medios (y los mismos autores lo permitan) como una prueba o “demostración científica” que “hecha por tierra” la hipótesis de que la Atlántida o Tartessos haya podido ser arrasada por un evento tsunámico, si esta se hubiera hallado cercana a las actuales costas de Huelva y Cádiz.

Una afirmación como esa, sólo podría sostenerse si se hubieran ensayado o simulado todos los modelos posibles, es decir, todo los posibles epicentros con grandes intensidades dentro de toda el área que abarca el Golfo de Cádiz, desde el estrecho de Gibraltar hasta el Cabo de San Vicente, pero no se puede sostener tal exagerada y falsa conclusión con sólo un modelo, que, encima, tuvo su epicentro bastante lejos de las costas de Huelva.

Como apunto en mi réplica crítica (que hasta la fecha se pasan por el forro los mismo medios) toda el área del Golfo de Cádiz es -y ha sido durante miles de años- un hervidero de epicentros de seísmos submarinos a diferentes profundidades y con diferentes grados de intensidad. Se sabe que en el pasado remoto, varios eventos tsunámicos de gran intensidad (algunos considerados megatsunamis) tuvieron lugar en casi toda el áreas del Golfo de Cádiz. De hecho, basta con observar la foto del modelo usado por los citados autores (el mismo de Lisboa de 1755, pero trasladado al 2500 A.C.) para imaginar que habría pasado si con la misma profundidad submarina y con la misma intensidad, el epicentro hubiera estado más hacia el centro del Golfo de Cádiz y más cerca aún de las costas de Huelva, enfrente del mismo Coto de Doñana, a varios kilómetros mar adentro, por ejemplo. Pues que, simplemente, en menos de 15 minutos, olas de hasta seis metros de altura habrían arrasado con toda la costa desde Gibraltar mismo hasta Huelva y el Algarve, ya en Portugal.

Tales olas (la altura de las mismas se mide por la escala de colores de la derecha de los gráficos) incluso habrían entrado con gran fuerza en el mismo Golfo Tartésico conocido como Tartessus Sinus (en el mapa se observa su reconstrucción paleogeográfica, sin la actual barrera litoral de Matalascañas), y los daños habrían llegado casi hasta donde hoy se halla Sevilla. Cualquier población, aldea o ciudad que se hallara en los límites de este antiguo litoral, alrededor de ese antiguo golfo, habría sido destruido y literalmente ahogado por las corrientes de aguas del tsunami.

Por consiguiente, sostengo que ese gran tsunami que se ha registrado alrededor del 2500 A.C., o cualquier otro de los que pudieron suceder en fechas mas cercanas al 1500 A.C., tendría su epicentro casi enfrente mismo de las costas de Huelva y Cádiz, a no más de diez kilómetros mar adentro de la costa, y por tanto, causaría daños más que suficientes para destruir cualquier ciudad de los alrededores, teniendo en cuenta que en toda esa zona que rodeaba a ese antiguo Golfo, a lo largo de la costa, especialmente por la parte de Cádiz y al norte y noroeste de la actual matalascañas, hasta varios kilómetros tierra adentro, apenas hay puntos de elevación que estén a más de 6 metros sobre el nivel del mar.

Debemos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para luchar contra estas manipulaciones de los “científicos” empeñados en desacreditar a toda costa cualquier hipótesis relacionada con la Atlántida, sobre todo aquellas que ellos mismos se dan cuenta que no son tan descabelladas y que pueden terminar convenciendo a la población. Si se hace con verdadero método científico, bienvenidas sean las refutaciones, pero no con manipulaciones y juegos sucios.

Os ruego pues, que donde quiera que veáis repetida la misma noticia manipuladora, donde se proclama que se “echa por tierra la destrucción de la Atlántida por un tsunami”, al menos pongáis una simple nota recomendando mi artículo que aquí os dejo. Sólo os llevará unos segundos. Pero el público lector, que sanamente busca la verdad, sea cual sea y esté donde esté, siempre lo agradecerá.

Un Abrazo,
Georgeos

Artículo réplica de Georgeos Díaz-Montexano:https://georgeosdiazmontexano.wordpress.com/2013/07/13/replica-publica-de-georgeos-diaz-montexano-a-la-noticia-la-civilizacion-confundida-con-la-atlantida-no-fue-engullida-por-un-tsunami/