¿Conspiración contra la Atlántida? Las pruebas de una manipulación.


¿Conspiración contra la Atlántida?

Las pruebas de una manipulación.

Georgeos Díaz-Montexano, Scientific Atlantology International Society (SAIS)

La  foto de abajo ha sido capturada del artículo original: “Modeling tides and tsunami propagation in the former Gulf of Tartessos, as a tool for Archaeological Science, por José-María Abril, Raúl Periáñez y José-Luis Escacena, publicado en Journal of Archaeological Science, 10 July 2013, donde se pretende invalidar la posibilidad de que un tsunami hubiera podido hacer desaparecer a una ciudad como Tartessos o Atlantis misma, si esta hubiera estado en los alrededores del Coto de Doñana o cualquier otro punto cercano a las costas de Huelva y Cádiz.

¿Conspiración contra la Atlántida? Las pruebas de una manipulación. Esta foto la he capturado del artículo original: “Modeling tides and tsunami propagation in the former Gulf of Tartessos, as a tool for Archaeological Science, por José-María Abril, Raúl Periáñez y José-Luis Escacena, publicado en Journal of Archaeological Science, 10 July 2013, donde se pretende invalidar la posibilidad de que un tsunami hubiera podido hacer desaparecer a una ciudad como Tartessos o Atlantis misma, si esta hubiera estado en los alrededores del Coto de Doñana o cualquier otro punto cercano a las costas de Huelva y Cádiz.
¿Conspiración contra la Atlántida? Las pruebas de una manipulación. Esta foto la he capturado del artículo original: “Modeling tides and tsunami propagation in the former Gulf of Tartessos, as a tool for Archaeological Science, por José-María Abril, Raúl Periáñez y José-Luis Escacena, publicado en Journal of Archaeological Science, 10 July 2013, donde se pretende invalidar la posibilidad de que un tsunami hubiera podido hacer desaparecer a una ciudad como Tartessos o Atlantis misma, si esta hubiera estado en los alrededores del Coto de Doñana o cualquier otro punto cercano a las costas de Huelva y Cádiz.

Como puede verse en la foto de tal simulación tsunámica, el único modelo que se usó fue el del tsunami de Lisboa de 1755, con su epicentro bajo el mar, al suroeste del Cabo de San Vicente, mucho más cerca de las islas Madeira que de Iberia. Bien lejos de las costas de Huelva. Sólo se trasladó el mismo modelo hacia el año 2500 A.C., cuando se sabe, por pruebas científicas halladas bajo el mar y en las costas del Golfo de Cádiz, que aconteció un gran tsunami de igual o mayor intensidad incluso que el de Lisboa de 1755.

Los autores de esta simulación lo único que en última instancia demostrarían es que un evento tsunámico con la misma intensidad y el mismo epicentro, pero emplazado en el 2500 A.C. no pudo haber destruido a ninguna ciudad en las costas de Huelva que rodean la desembocadura del Guadalquivir, y que las olas mismas apenas entrarían por la desembocadura hacia el interior del golfo, que en aquellos tiempos existía en lo que hoy son las marismas de Doñana. Hasta aquí todo entra dentro de lo correcto, desde el punto de vista metódico y teórico, y no merece demasiada crítica. Pero, lo que no se puede permitir de ningún modo es que un estudio tan particular que sólo usa un único modelo base sea utilizado por periodistas y ciertos medios (y los mismos autores lo permitan) como una prueba o “demostración científica” que “hecha por tierra” la hipótesis de que la Atlántida o Tartessos haya podido ser arrasada por un evento tsunámico, si esta se hubiera hallado cercana a las actuales costas de Huelva y Cádiz.

Una afirmación como esa, sólo podría sostenerse si se hubieran ensayado o simulado todos los modelos posibles, es decir, todo los posibles epicentros con grandes intensidades dentro de toda el área que abarca el Golfo de Cádiz, desde el estrecho de Gibraltar hasta el Cabo de San Vicente, pero no se puede sostener tal exagerada y falsa conclusión con sólo un modelo, que, encima, tuvo su epicentro bastante lejos de las costas de Huelva.

Como apunto en mi réplica crítica (que hasta la fecha se pasan por el forro los mismo medios) toda el área del Golfo de Cádiz es -y ha sido durante miles de años- un hervidero de epicentros de seísmos submarinos a diferentes profundidades y con diferentes grados de intensidad. Se sabe que en el pasado remoto, varios eventos tsunámicos de gran intensidad (algunos considerados megatsunamis) tuvieron lugar en casi toda el áreas del Golfo de Cádiz. De hecho, basta con observar la foto del modelo usado por los citados autores (el mismo de Lisboa de 1755, pero trasladado al 2500 A.C.) para imaginar que habría pasado si con la misma profundidad submarina y con la misma intensidad, el epicentro hubiera estado más hacia el centro del Golfo de Cádiz y más cerca aún de las costas de Huelva, enfrente del mismo Coto de Doñana, a varios kilómetros mar adentro, por ejemplo. Pues que, simplemente, en menos de 15 minutos, olas de hasta seis metros de altura habrían arrasado con toda la costa desde Gibraltar mismo hasta Huelva y el Algarve, ya en Portugal.

Tales olas (la altura de las mismas se mide por la escala de colores de la derecha de los gráficos) incluso habrían entrado con gran fuerza en el mismo Golfo Tartésico conocido como Tartessus Sinus (en el mapa se observa su reconstrucción paleogeográfica, sin la actual barrera litoral de Matalascañas), y los daños habrían llegado casi hasta donde hoy se halla Sevilla. Cualquier población, aldea o ciudad que se hallara en los límites de este antiguo litoral, alrededor de ese antiguo golfo, habría sido destruido y literalmente ahogado por las corrientes de aguas del tsunami.

Por consiguiente, sostengo que ese gran tsunami que se ha registrado alrededor del 2500 A.C., o cualquier otro de los que pudieron suceder en fechas mas cercanas al 1500 A.C., tendría su epicentro casi enfrente mismo de las costas de Huelva y Cádiz, a no más de diez kilómetros mar adentro de la costa, y por tanto, causaría daños más que suficientes para destruir cualquier ciudad de los alrededores, teniendo en cuenta que en toda esa zona que rodeaba a ese antiguo Golfo, a lo largo de la costa, especialmente por la parte de Cádiz y al norte y noroeste de la actual matalascañas, hasta varios kilómetros tierra adentro, apenas hay puntos de elevación que estén a más de 6 metros sobre el nivel del mar.

Debemos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para luchar contra estas manipulaciones de los “científicos” empeñados en desacreditar a toda costa cualquier hipótesis relacionada con la Atlántida, sobre todo aquellas que ellos mismos se dan cuenta que no son tan descabelladas y que pueden terminar convenciendo a la población. Si se hace con verdadero método científico, bienvenidas sean las refutaciones, pero no con manipulaciones y juegos sucios.

Os ruego pues, que donde quiera que veáis repetida la misma noticia manipuladora, donde se proclama que se “echa por tierra la destrucción de la Atlántida por un tsunami”, al menos pongáis una simple nota recomendando mi artículo que aquí os dejo. Sólo os llevará unos segundos. Pero el público lector, que sanamente busca la verdad, sea cual sea y esté donde esté, siempre lo agradecerá.

Un Abrazo,
Georgeos

Artículo réplica de Georgeos Díaz-Montexano:https://georgeosdiazmontexano.wordpress.com/2013/07/13/replica-publica-de-georgeos-diaz-montexano-a-la-noticia-la-civilizacion-confundida-con-la-atlantida-no-fue-engullida-por-un-tsunami/

Anuncios

2 pensamientos en “¿Conspiración contra la Atlántida? Las pruebas de una manipulación.”

Déjenos aquí su opinión o sugerencia....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s