Manipulación sobre el papiro copto de la Esposa de Jesús y su falso texto.


ACTUALIZACIÓN

El papiro copto sobre “María, esposa de Jesús” ¿Verdadero o Falso?, por Georgeos Díaz-Montexano
El papiro copto sobre “María, esposa de Jesús” ¿Verdadero o Falso?, por Georgeos Díaz-Montexano

Manipulación sobre el papiro copto de la Esposa de Jesús y su falso texto.

Georgeos Díaz-Montexano, abril de 2014

Scientific Atlantology International Society (SAIS)

En estos días todos los medios del mundo se están haciendo eco de la última noticia lanzada desde el entorno de la Dra King, la persona que en septiembre del 2012 presentó al mundo este papiro, supuestamente escrito en copto en tiempos del primitivo cristianismo, y donde se puede leer nada menos que una sorprendente declaración -en primera persona- del mismo Jesús Cristo: “ta-hime”, “mi esposa”. Ahora, tras dos años de espera, la afirmación en la inmensa mayoría de los medios es rotunda: El papiro es auténtico, pues ha sido autentificado por los científicos.

Pues bien, cuando acudí a las primeras noticias en inglés, las más completas y provenientes de fuentes más fiables, resulta que ha sido justo lo que me temía ¡ninguna demostración científica de nada!. Lo único que se afirma en cuanto a la tinta, es que es similar (en sus componentes) a las tintas de humo de carbón que se usaban desde el siglo III al VIII, y que se hicieron dos dataciones por radiocarbono (14C) del papiro (no de la tinta), y que una de ellas permite datarlo alrededor del siglo VIII, o sea, que el papiro en realidad sería de hace más de 1200 años, cuando en Egipto ya estaba afianzado el islamismo y habían ya pasado unos setecientos años desde los primeros evangelios canónicos cristianos.

Ahora bien, resulta que tan reciente datación, en realidad se consiguió en un segundo intento, pues el primero, realizado en la Universidad de Arizona, dio la sorprendente fecha del 400 al 200 A.C. ¡Imposible! Debió exclamar la Dra King. Esta datación demostraría lo que muchos ya habíamos sostenido mediante análisis paleográficos y gramaticales: una burda falsificación, y que el falsificador, simplemente utilizó un pequeño fragmento de papiro antiguo y tinta fabricada del modo más simple e imposible de detectar como reciente, o sea, mediante humo de carbón; aunque incluso hasta podría haber disuelto auténtica tinta antigua al carbón obteniéndola de viejos papiros o códices para escribir el falso texto con la misma…

lEER EL resto de artículo en PDF

Descarga el artículo en PDF
Descarga el artículo en PDF

PD. Una necesaria aclaración preliminar: Todos los evangelios apócrifos, cuando ha sido estudiados desde el punto de vista paleográfico y gramatical y han sido datados por radiocarbono (los que han podido ser datados), son de como mínimo de tres o cuatro siglos posteriores a Cristo, algunos mas recientes aún. Y hasta donde sé (ya que no es materia de mi especialidad) sólo el de Felipe menciona a una compañera o pareja de Jesús, ningún otro dice nada de que Jesús tuviera esposa o pareja.

Aquí no se se trata de de si Jesús tuvo o no esposa, o si pudo o debió tenerla, etc. Aquí se trata de si el fragmento de papiro escrito en copto que ha sido presentado hace dos años, donde se puede leer como el mismo Jesús dice: “mi esposa”, es auténtico o no lo es. No por lo que dice, sino por la forma (paleografía y gramática) en que se dice, o sea, en que ha sido escrito.

A mi personalmente no me preocupa ni me quita el sueño que Jesús hubiera tenido o no esposa o pareja sentimental o compañera. Pero lo que sí me interesa es la verdad. Y si he visto, desde el primer momento, que se trata de un burda falsificación, es mi deber informar de ello a la sociedad. Y fue lo que hice, de hecho fui el primer en publicar un informe paleográfico detallado, donde también argumenté algunos de los errores gramaticales más grotescos y evidentes. Otros expertos después vieron lo mismo y más aún. Y todavía es así. De hecho, cada vez hallamos más datos en contra de la autenticidad del texto, que no debe confundirse con la autenticidad o antigüedad del fragmento de papiro ni con el tipo de tinta natural usada (hollín de carbón).

Cualquier falsificador medianamente inteligente sabe perfectamente que para que ninguna universidad se dejaría colar un supuesto fragmento de papiro escrito en cualquier lengua antigua sin someter el mismo al 14C, y hacer un análisis de la tinta, por consiguiente, es necesario perpetrar la falsificación, o sea, escribir el texto falso, sobre un papiro antiguo real y usar una tinta común como las que se usaba entonces, al carbón, la cual es fácil de realizar para cualquier falsificador.

De hecho, en lo único que falló -como ha sucedido con todos los falsificadores que han sido descubierto antes- es en la gramática y la paleografía porque para poder escribir en un texto antiguo hay que ser un verdadero experto en la materia, tanto en sus estilos paleográficos como en la lengua antigua en cuestión, y por suerte, los pocos expertos que hay en el mundo son personas honestas que jamás -eso creo- arriesgarían su carrera ni prestigio por crear una falsificación, y si por alguna razón lo hicieran, por supuesto que harían algo impecable, difícil -por no decir imposible- de poder descubrir, y no un engendro tan grotesco como el que se ha perpetrado en este fragmento, que solamente pudo ser creado por una persona muy poco familiarizada con la paleografía y gramática coptas.

No dispongo (pues nunca me he propuesto estudiar el asunto) de elementos necesarios para poder determinar si los restantes evangelios apócrifos conocidos y tenidos como auténticos son igualmente falsos, como alguien ha sugerido. De momento me fío de los análisis de los expertos que acreditan que es auténtico. Como se escapa de mis intereses y objetivos el estudio de la tradición manuscrita de los apócrifos cristianos y textos gnósticos, por ello es que no los he investigado desde ningún punto de vista. Los doy por cierto, porque me inspiran confianza los expertos que sí los han estudiado y por que a simple vista, sin necesidad de profundizar, me parecen. Pero siendo auténticos, ello no implica que por esta razón cualquier fragmento que alguien presente hablando de que Jesús tenía una esposa o pareja, tenga que ser ya, sólo por ello, igualmente auténtico porque exista un evangelio apócrífo como el de Felipe que sí lo diga.

La autenticidad de cualquier texto se mide por el mismo, diga lo que diga, o dicho de otro modo, sin importar lo que diga, sino el cómo se dice, si ha sido escrito de acuerdo a la gramática de la época y con el estilo paleográfico de la época, y si el escriba trazó las letras en el mismo sentido en que se escribía, o sea, como lo haría cualquiera que escribe de izquierda a derecha o viceversa (en caso de tratarse de un texto en alguna lengua donde se escribe de derecha a izquierda).

La prueba final la ofrece el análisis paleográfico y gramatical. Demostré en mi informe preliminar de Septiembre de 2012 que la persona que escribió el texto escribió -de manera muy torpe y temblorosa- las letras de derecha a izquierda, a pesar de que el texto tenía que terminar con la apariencia de haber sido escrito de izquierda a derecha, pues es como siempre se ha escrito el copto. Y en gran medida, esto explica la torpeza al escribir la mayoría de las letras, porque seguramente el falsificador es egipcio, de los tantos falsificadores que hay en Egipto, obviamente acostumbrado a escribir solamente de derecha a izquierda, que es como se escribe el árabe.

Demostré que el autor usó pìncel, para lo cual me ayudó la experta en restauración de Obras de Arte, Virginia Laurentti. Se sabe que ningún autor copto usaba pincel, sino cálamo.

Demostré, además, que el estilo paleográfico no se corresponde con los usados entre los siglos II y IV A.D., tal y como como sostenía la Dra. King. De hecho, no se corresponden de modo satisfactorio con ningún estilo copto de ninguna época como tal, salvo en unas pocas letras, las más fáciles de ejecutar, lógicamente.

Demostré, además, errores gramaticales imposibles ni para el más iletrado copto de la antigüedad, y solo explicable en alguien de los tiempos modernos no familiarizado con la escritura y la lengua copta.

En cualquier caso, ahora resulta que hay dos fechados, uno de entre 400 y 200 años antes de Cristo y otro del siglo VIII después de Cristo. Entonces… ¿Cuál es de los dos es el correcto? Pues la Dra. King y sus colegas dicen que el segundo, obviamente porque el primero demostraría que se trata de una burda falsificación.

Pero ahora, con independencia del problema tan serio que acarrea el hecho de que un mismo documento ofrezca dos dataciones tan extremadamente diferentes, aún suponiendo que la segunda datación, la más reciente -la que arroja más de 700 años después de Cristo- fuera la correcta, resulta que todo lo que habían sostenido basándose en el estilo paleográfico y gramatical, que según la Dra. King era propio de los siglos III o IV, se ha ido al carajo por completo, por la sencilla razón de que en el siglo VIII se escribía el copto de un modo bien diferente, o sea, con letras de un estilo muy diferente.

Por otra parte, no se tiene en cuenta las demostraciones hechas por otros expertos de como el falsificador (o la falsificadora) copió hasta los errores que aparecían en una edición moderna en un PDF del Evangelio de Tomás, hasta una barra inclinada / que no existía en los textos antiguos, pero que sí aparece en las ediciones modernas de textos coptos, como uno de los signos que usan los expertos en tales ediciones.

En fin, el que se quiera seguir creyendo el cuento de que estamos ante un auténtico texto copto antiguo o medieval, y que el mismo pertenece a un algún evangelio (del que no se conoce rastro alguno), donde se afirma que Jesús tenía esposa, pues si eso le hace feliz, por mi parte no hay problema alguno. Pues que sea feliz con ello. Pero mi deber es buscar la verdad, con independencia de si el resultado me hará sentir feliz o infeliz, porque la verdad no existe para complacernos ni tiene porque ser siempre la que nos gustaría que fuera (de hecho, eso pocas veces sucede). La verdad, simplemente será la que es, sea cual sea, esté donde esté, y caiga quien caiga.

Un Abrazo, 

Georgeos Díaz-montexano

11 pensamientos en “Manipulación sobre el papiro copto de la Esposa de Jesús y su falso texto.”

  1. No estoy en contra de nadie pero creo que es mas fanatismo religioso que el mismo hecho de descubrir la autenticidad de la escritura, considero que como ser humano Jesús pudo tener una esposa, cualquier ser humano por muy perfecto que se crea, en determinado momento hay alguna mujer que le llama la atención.

    Me gusta

    1. Estimado, Sr. Cabrea… Su argumento es válido desde uno de los puntos de vistas muy extendido. Pero no olvides que para los auténticos cristianos, especialmente los primitivos cristianos (tal como consta en los primeros escritos conocidos), Jesús no es un ser humano (como nosotros), sino el Hijo de Dios, de ahí que no podamos aplicarle una medida “humana” y especular que por ello (como si fuera un ser humano) podría haber sentido deseos o tentación carnal hacia una mujer. Los escritos más antiguos lo presentan como el Hijo de Dios, sin mujer ni amante, ni nada por el estilo, por cuanto él, como Hijo de Dios, estaba muy por encima de ello. Peor claro, cualquiera que no crea en Jesús como Hijo de Dios, y que incluso no crea ni que existió (como muchos que así piensan), obviamente, que fuera el Hijo de Dios y no un simple humano, no les interesa ni significa nada. Así pues, el argumento que acabas de exponer, es solo válido para ateos que no creen que Jesús Cristo haya sido Hijo de Dios y que hasta duda de su existencia, o para practicantes de otras religiones que no reconocen a Cristo como Hijo de Dios. En fin, que todo se reduce a la concepción ideológica o religiosa de cada uno.

      A mi, como estudioso de la paleografía y las antiguas lenguas, lo que me ha interesado en este asunto, es que he advertido suficientes indicios y pruebas de que se trata (el texto) de una burda falsificación.

      Gracias por su opinión…

      Un Cordial saludo,
      Georgeos

      Me gusta

Déjenos aquí su opinión o sugerencia....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s