Foto: Trabajando con las cartas náuticas en la mesa de trabajo del puente de gobierno.del barco científico, Atlantic Explorer, de la empresa QSTAR Subsea Solutions, venido desde las Canarias.

NATIONAL GEOGRAPHIC Y MI TEORÍA DE LA ATLÁNTIDA ÍBERO-MAURETANA.


Filmación de ruinas y artefactos bajo el mar que confirman algunas de mis hipótesis.

Georgeos Díaz-montexano's photo.

Foto: Trabajando con las cartas náuticas en la mesa de trabajo del puente de gobierno del barco científico, Atlantic Explorer, de la empresa QSTAR Subsea Solutions, venido desde las Canarias.

Gracias a la alta tecnología aplicada en esta expedición de National Geographic, se ha podido confirmar cada una de las hipótesis que presenté a los productores ejecutivos, James F. Cameron y Yaron Niski, y al no menos célebre cineasta y productor Simcha Jacobovici. Incluso meras sospechas e intuiciones fueron confirmadas igualmente en algunos casos.

No puedo adelantar detalles precisos, fotografías ni videos, pero cuando llegue el momento ya veréis en el documental algunas de esas confirmaciones de mis hipótesis, aunque otras han quedado para el siguiente documental, por lo que en principio tampoco podré hablar de ellas hasta entonces. No obstante, de algunas sí podré. Ya lo he acordado con ellos sobre mi derecho a publicar aunque sea algunas.

Estamos hablando de claros restos de edificaciones humanas en profundidades que solo pueden ser explicadas como algo construido hace muchos miles de años, como mínimo en tiempos del Calcolítico, aunque puede que en tiempos del Neolítico, pero con un desarrollo que no se corresponde con nada conocido para esos tiempos, sino para fechas posteriores de finales de la Edad del Bronce o principios de la Edad del Hierro. Por consiguiente, la civilización que dejó estas construcciones y artefactos (ahora a muchos metros bajo el mar y en la misma área donde Platón localiza el comienzo de la isla Atlantis), había alcanzado un nivel de desarrollo más adelantado que el resto de las culturas Neolíticas y Calcolíticas conocidas en todo el Mediterráneo.

O aceptamos lo anterior, o aceptamos que realmente son construcciones de finales de la Edad del Bronce. Pero en este caso, habría entonces que asumir que toda esta área que ahora se halla bajo el mar, a esas profundidades, era tierra emergida en tiempos de finales del Bronce, lo que nos llevaría de nuevo a la misma Atlántida, en concreto a la confirmación científica (geológico-arqueológica) de la existencia de una considerable masa de tierra emergida que de modo catastrófico se sumergió hacia finales del Bronce, poco antes de surgir la cultura tartésica, la cual sería entonces una evolución de la misma atlántica o atlante.

¿A qué otra civilización o cultura marítima pertenecerán estas evidencias arqueológicas sino a la misma cultura que Solón decidió denominar como Atlántica o Atlante?

Hallándose tales evidencias justo en la zona donde el mismo Platón (a través de los apuntes que su tío-pentabuelo Solón trajo de Egipto) ubica el comienzo de la isla Atlantis, es practicamente imposible pensar en una mejor candidata.

Más imágenes: https://www.facebook.com/media/set/…

 

Déjenos aquí su opinión o sugerencia....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s